Política 11-07-2018

Iván Duque asegura que "no ahorrará ningún esfuerzo" para proteger a líderes sociales

El presidente electo, Iván Duque, reiteró el martes desde el departamento de Antioquia que durante su gobierno protegerá "la integridad y la vida de los líderes políticos, sociales y sindicales", como respuesta ante la oleada de violencia contra defensores de Derechos Humanos en las regiones del país, situación que se ha venido presentando desde la firma del Acuerdo de Paz y recrudeciendo desde la semana pasada.

"Pueden tener la seguridad de que no vamos ahorrar ningún esfuerzo en nuestro gobierno para trabajar en cada rincón del territorio", aseguró al recibir una condecoración por parte de la Gobernación de Antioquia.

El uribista sostuvo también que lo que buscará una vez asuma el mandato del país el próximo 7 de agosto es "ser un generador de unidad, de diálogo" para que "no medie en la forma en la que nos entendemos ninguna distancia por consideraciones ideológicas".

De acuerdo con el más reciente informe de la Defensoría del Pueblo, del primero de enero de 2016 al 30 de junio de este año han sido asesinados 311 líderes y lideresas en el país.

Solo en la última semana fueron víctimas de homicidios Luis Barrios, en Atlántico; Santa Felicinda Santamaría, en Chocó; Margarita Estupiñán, en Nariño; y Ana María Cortés, en Antioquia. También se presumen José Fernando Jaramillo, en Ituango, y Ancízar Cifuentes, en Tolima, aunque aún no hay claridad sobre si estos últimos ejercían liderazgo comunitario y si esa fue la causal de su muerte.

Justo el martes, el gobierno saliente anunció nuevas acciones para la protección de líderes sociales, entre ellas, medidas de seguridad colectiva en diez municipios, la creación de una Ventanilla Única, una línea gratuita y un canal vía correo electrónico a disposición de la ciudadanía para recibir denuncias, y la designación del ministro del Interior como interlocutor con el movimiento Colombia Humana, que ha advertido sobre amenazas y asesinatos a quienes hicieron parte de su campaña en las regiones.

EL ESPECTADOR