Análisis 25-02-2019

Iván Duque: “No estamos en un dilema entre guerra y paz”.

Aunque el primer mandatario no aclaro en rechazar una intervención militar, manifestó que las opciones para Venezuela son dos: restablecer la democracia o continuar con el gobierno de Nicolás Maduro.

Antes de darle comienzo a la reunión entre el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, y el presidente interino autoproclamado de Venezuela, Juan Guaidó, en el marco del Grupo de Lima, el presidente de Colombia, Iván Duque, comentó: "No estamos ante un dilema entre guerra y paz. El dilema es entre la continuación de la tiranía y de la barbarie, o el camino de la democracia y las libertades para un pueblo sufrido. Hoy estamos viendo cómo los países del mundo están rodeando a Juan Guaidó".

Igualmente, sostuvo que ese apoyo al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela es gracias a que varios estados se han sumado a la presión contra Nicolás Maduro. “Se ha demostrado que el cerco diplomático empleado, producto del Grupo de Lima, de la Organización de Estados Americanos (OEA), apoyado por los países del hemisferio, algunos de la Unión Europea y, recientemente, de naciones asiáticas, como Japón y Corea, muestra que hay una clara convicción por ayudar a Venezuela”, apuntó el jefe de Estado.

Duque aprovechó, igualmente, para reprochar lo sucedido el pasado sábado contra las ayudas internacionales, catalogando esa acción de crimen de lesa humanidad. “Haber bloqueado el ingreso de un barco desde Puerto Rico, enfrentar y asesinar indígenas en la frontera con Brasil, incendiado medicinas y alimentos es la más grande derrota moral y diplomática de esa dictadura”, aseveró.

Entre otros temas, destacó que 150 militares hayan desertado para juramentarse ante el presidente de la Asamblea. “Es esa la demostración de que están quebradas las Fuerzas Militares y debemos de invitarlas a que rodeen a Guaidó para que no permitan más sangre contra el pueblo”.

Por último, insistió en que respaldar medidas como el cerco diplomático y sanciones contra el gobierno de Maduro son un “deber moral” para restablecer la democracia y la libertad en Venezuela.


El Espectador - Colombia.