Política 27-09-2017

Jefes de la diplomacia de EEUU y Cuba se reúnen para tratar incidentes en embajada

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, se reunió este martes con el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, para discutir sobre los incidentes que causaron síntomas físicos en los servidores estadounidenses de la embajada de EEUU en La Habana.

La portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Heather Nauert, indicó que los dos altos funcionarios diplomáticos tuvieron una "firme y franca" discusión acerca de las preocupaciones estadounidenses sobre sus empleados.

El encuentro fue el primer contacto de alto nivel diplomático entre representantes de los dos países desde que Donald Trump asumiera la Presidencia de Estados Unidos a principios de este año.

"El secretario trasmitió la gravedad de la situación y subrayó las obligaciones de las autoridades cubanas de proteger el personal de la embajada y sus familias bajo la Convención de Viena", indicó Nauert.

Las autoridades de Estados Unidos confirmaron el mes pasado que al menos 21 de sus ciudadanos que trabajaban en la embajada de EEUU en La Habana habían sufrido síntomas físicos.

Ningún detalle sobre las lesiones fue dado a conocer, pero reportes de los medios aseguraron que los estadounidenses afectados sufrieron una severa pérdida auditiva y por lo menos una de las personas fue víctima de cierto "daño cerebral". A principios de este mes, Tillerson señaló que Estados Unidos estaba considerando si cerrar o no la embajada de EEUU en Cuba debido a estos incidentes.

"Lo tenemos bajo evaluación y es un asunto muy serio con respecto al daño que algunos individuos han sufrido", dijo Tillerson y agregó: "Hemos traído a algunas de esas personas a casa. Está bajo revisión".

Rodríguez le dijo al secretario de Estado durante la reunión que "de acuerdo con los resultados preliminares obtenidos por las autoridades cubanas en sus investigaciones, que han tenido en cuenta la información proporcionada por las autoridades estadounidenses, no hay evidencia hasta el momento de la causa o el origen de los trastornos de salud reportados por los diplomáticos de EEUU", indicó la embajada de Cuba en Washington en una declaración de prensa.

Estados Unidos expulsó dos diplomáticos cubanos a finales de mayo a causa de estos incidentes. Cuba indicó que estaba investigando los hechos.

"Cuba nunca ha permitido ni permitirá que el territorio cubano se utilice para cualquier acción contra agentes diplomáticos acreditados o sus familias", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Estados Unidos y Cuba reanudaron oficialmente sus relaciones diplomáticas en julio de 2015, más de cinco décadas después de haberlas cortado.

Xinhua