Salud 06-04-2021

La Comunidad de Madrid se interesó por la compra de la Sputnik V rusa al margen del Gobierno de España

El Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz-Escudero, junto con otros altos cargos madrileños, se reunió en tres ocasiones con intermediarios que negocian la producción y distribución de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V en España, aunque no se llegó a ningún acuerdo.

La mañana de este martes la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha comparecido en rueda de prensa junto a su Consejero de Sanidad. Ayuso ha justificado los contactos con los intermediarios de la vacuna rusa al intento de "estudiar todos los escenarios" y ha afirmado que "no sería la primera, ni la décima vez, que el Gobierno de Madrid se adelanta al Gobierno de España".

Por su parte, Ruiz-Escudero ha respaldado las palabras de la presidenta regional y ha alegado que debido a la "lentitud en la entrega de las vacunas" por parte del Gobierno de España tomaron la decisión de iniciar unos contactos que comenzaron "hace más de dos meses".

Así, su intención era llegar a un "preacuerdo" para tratar de traer la vacuna a Madrid, algo que, según su opinión, "favorece a todo el Sistema Nacional de Salud", mientras estaban pendientes de la "autorización de la Agencia Europea del Medicamento" (EMA, por sus siglas en inglés): "Como han hecho otros países de la Unión Europea (UE) que también están alcanzando acuerdos, pues no entendíamos por qué Madrid no podía estar en esa fase", ha sostenido.


Según adelantó el ABC esta mañana, el último encuentro se produjo el pasado 11 de febrero. Asistieron Ruiz-Escudero; el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero; el jefe de gabinete de Ruiz-Escudero; y un director general. Por la otra parte acudió Pedro Mouriño, cónsul honorario de Rusia en Vigo y consejero delegado de la empresa IberAtlantic, que desde hace unas semanas negocia con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) la posible producción de la vacuna en la planta de una farmacéutica en Galicia.


Además, Mouriño es exdirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular (PP) y compromisario y amigo de Pablo Casado, líder del principal partido de la oposición del país, al que pertenece la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Enfrentamiento entre administraciones

Sputnik V está pendiente de la autorización de la EMA, que ha recibido críticas por la lentitud en este proceso, aunque Mouriño se comprometió a que si la vacuna obtenía luz verde del regulador europeo antes del verano, Madrid podría tener a su disposición las vacunas para alcanzar la inmunización del 100 % de su población en el mes de septiembre.

Se especula con que el motivo de la salida a la luz de esta información, después de más de dos meses, esté relacionado con las elecciones que se celebrarán en la Comunidad de Madrid el próximo 4 de mayo y su presunto uso como propaganda electoral en la carrera del Ejecutivo regional por enfrentarse al gabinete del socialista Pedro Sánchez, a quien tanto Ayuso como Ruiz-Escudero han culpado del ritmo lento de vacunación en el país.

Por su parte, Sánchez ha asegurado que el proceso de vacunación se va a acelerar en las próximas semanas: "Estamos cumpliendo con los objetivos aunque el proceso de vacunación sea muy complejo", ha dicho, y se ha referido especialmente a los incumplimientos en las entregas de AstraZeneca. Además, ha pedido "actuar con lealtad" y ha puesto en valor la unidad en la lucha contra la pandemia y en el acceso a los fármacos.

Posible fabricación en España

La Sputnik V podría ser fabricada por una farmacéutica española. IberAtlantic tiene cerrado un acuerdo con el laboratorio español Zendal, en el municipio de Porriño (Galicia), en el que se podría producir de manera masiva la vacuna rusa.

La lista de países y territorios que ya han autorizado el uso de Sputnik V suma más de 50, incluidos Rusia, Bielorrusia, Argentina, Bolivia, Serbia, Argelia, Palestina, Venezuela, Paraguay, Turkmenistán, Emiratos Árabes Unidos, Irán, República de Guinea, Túnez, Armenia, México y Nicaragua, entre otros.

En Europa, Hungría y Eslovaquia, además de San Marino, son los únicos países que han comprado este fármaco, desafiando las normas de la UE, que se ha encargado de negociar y comprar las vacunas en nombre de los 27 Estados miembros para su posterior distribución.

Además, otros países se encuentran en negociaciones: Austria está negociando la adquisición de viales, mientras que potencias como Francia y Alemania están evaluando la posibilidad de su producción y posterior suministro en Europa.

Fuente: RT Noticias