Economía 13-11-2018

La demanda del crudo de la OPEP caerá en 1,1 millones de barriles en 2019

El cartel advierte de un exceso de oferta petrolera en 2019, en medio de una desaceleración económica mundial.

La OPEP calculó hoy que la demanda de su crudo caerá en 2019 un 3,4 %, es decir en 1,1 millones de barriles diarios (mb/d), una cifra similar al recorte propuesto por Arabia Saudí para impulsar los precios debido al "exceso de oferta".

"En 2019, la demanda de crudo de la OPEP se calcula en 31,5 mb/d, alrededor de 1,1 mb/d por debajo del nivel estimado en 2018", de 32,6 mb/d, señala el informe mensual del grupo en el que analiza la situación del mercado mundial de energía.

Arabia Saudí, el mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y, por ello, su líder natural, anunció el lunes que considera indispensable recortar un millón de barriles diarios para equilibrar el mercado.

En su informe, la OPEP advierte de un exceso de oferta petrolera en 2019, en medio de una desaceleración económica mundial y un incremento de la producción de sus rivales, a pocas semanas de que el 6 de diciembre se reúnan los ministros del cartel para decidir sobre la situación del mercado.

Según los datos de la OPEP, su producción en octubre alcanzó los 32,9 mb/d, 1,4 millones mb/d por encima de la demanda media que calcula el grupo para 2019.

En octubre, la OPEP aumentó su producción en 127.000 barriles diario, con incrementos en el bombeo de Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí que compensaron la bajada en 156.000 barriles diarios de Irán por la imposición de sanciones de EEUU.

"Los análisis técnicos nos muestran que necesitamos una reducción de aproximadamente un millón de barriles al día para equilibrar el mercado", dijo el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Jaled al Falih, este lunes durante una conferencia en Abu Dabi.

Ya el domingo, Riad anunció que iba a reducir su propia producción y disminuir en diciembre sus exportaciones en 500.000 barriles por día por el exceso de oferta.

En las últimas semanas se ha producido una bajada paulatina del precio del petróleo, hasta caer por debajo de los 70 dólares, lo que hizo temer a algunos productores un desplome similar al de 2014.

La OPEP y otra decena de productores aliados, como Rusia, acodaron en diciembre de 2016 una política de recortes para impulsar los precios, una decisión que llevó el valor del crudo desde los 22 dólares de 2016 hasta los 84 en octubre pasado.

La OPEP expone que esa estrategia tuvo éxito porque en 2017 y 2018 la demanda superó la oferta, pero en 2019 la producción mundial volverá a exceder a lo necesitado por el mercado.

"Aunque el mercado petrolero ha alcanzado un equilibrio ahora, las previsiones para 2019 sobre el crecimiento de la oferta de países no OPEP apunta que se superará la demanda mundial de petróleo, lo que lleva a ampliar el exceso de oferta", señala.

La reciente caída de los precios se debe sobre todo a una menor demanda de China, aunque también ha contado el hasta ahora reducido impacto de las sanciones de EEUU contra Irán, que amenazaban con reducir la oferta mundial y aumentar los precios.

Con todo, la demanda petrolera global, si bien revisada a la baja, crecerá en 2018 y 2019, aunque será cubierta por productores ajenos a la OPEP.

Los analistas del grupo calculan que la demanda en 2018 aumentará en 1,5 mb/d, unos 40.000 barriles diarios menos que los cálculos del último mes, debido a que la sed china por el "oro negro" ha sido menor en el tercer trimestre.

Para 2019 la demanda seguirá creciendo, aunque a menor ritmo, en 1,29 mb/d, con lo que la demanda global superará por primera vez los cien millones de barriles diarios (100,08 millones).

Los expertos de la OPEP apuntan que el ligero descenso de la demanda se debe a un empeoramiento de la situación económica mundial y apuntan a EEUU como principal factor de incertidumbre.

La OPEP sitúa el crecimiento mundial en 2019 en el 3,5 %, una décima menos que el mes pasado.

Eso se debe a las "crecientes tensiones comerciales y a una política monetaria más restrictiva, particularmente en los Estados Unidos, así como los crecientes desafíos en los mercados emergentes y las economías en desarrollo".

Mientras que la demanda del crudo de la OPEP baja, la producción de sus competidores aumenta, sobre todo por la mayor extracción en EEUU, Canadá, Kazajistán y Rusia.

En 2018 los productores no OPEP aumentarán su producción en 2,31 mb/d, mientras que en 2019 el incremento será de 2,23 mb/d.

EL ESPECTADOR