Política 04-10-2018

La Fiscalía de México hará público un expediente por el caso Odebrecht

La constructora brasileña protagoniza el caso de corrupción más relevante de América Latina y está vinculada con personas cercanas al presidente Enrique Peña Nieto.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ha resuelto que la Fiscalía de México tiene la obligación de abrir una investigación sobre el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Sin embargo, el Gobierno de ese país latinoamericano podría acatar esa decisión solo de manera parcial, como en otras ocasiones en las que entregó documentos censurados o testados con el argumento de que se trataba de asuntos de seguridad nacional.

Una investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos reflejó que los sobornos de la firma brasileña involucraban a funcionarios de 12 países —incluido México— a cambio de recibir contratos públicos multimillonarios.

Integrantes de la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas han accedido a testimonios en los que tres altos funcionarios de Odebrecht inculpados por jueces brasileños sostienen que el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) entre 2012 y 2016, Emilio Lozoya Austin, recibió "propinas" de hasta 10 millones de dólares.

En el Tribunal Superior de Justicia de Brasil posee expedientes con las declaraciones de Luis Alberto de Meneses Weyll, Luiz Mameri e Hilberto da Silva como parte del caso conocido como Lava Jato, la mayor investigación sobre corrupción de América Latina.

La revelación cobra relevancia porque Lozoya Austin es un hombre cercano al todavía presidente de México, Enrique Peña Nieto.

¿Qué más involucra a Odebrecht con México?

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) también ha relacionado a Peña Nieto con Odebrecht desde que acompañó su campaña presidencial a través de la filial Braskem, con la que años después Pemex firmó contratos millonarios.

Así, en 2012 Braskem habría realizado tres transferencias por 1,5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital, afincada en Islas Vírgenes y vinculada con Emilio Lozoya Austin, un miembro destacado de la campaña de EPN.

Además de un contrato por al menos 2.500 millones de dólares, Pemex tuvo que importar combustible y cancelar inversiones propias para cederle a Odebrecht el manejo de la venta de etileno, un material que se emplea para elaborar diversos plásticos.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) —el máximo órgano de fiscalización en México— ya señaló estas presuntas irregularidades, en las que también estarían involucrados integrantes del Ejecutivo del expresidente mexicano Felipe Calderón.

"No habrá persecución"

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha declarado que su país no comenzará nuevos procedimientos judiciales ni realizará "persecución" a otros funcionarios por el caso Odebrecht.

Finalmente, las últimas noticias del caso indican que la Procuraduría General de la República no ha recibido toda la información del caso que investigan las autoridades brasileñas.

RT