Mundo 05-02-2021

La industria eléctrica en México, ¿hacia la 'renacionalización'?

El pasado 1 de febrero el Congreso mexicano reinició sus sesiones ordinarias con dos iniciativas preferentes por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador. La relacionada a la regulación del outsourcing o subcontratación, se comenzó a discutir públicamente desde diciembre. La otra, una importante reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, sector donde López Obrador ya había señalado en diversas ocasiones la importancia de realizarle cambios legales.

Para establecer el contexto y los antecedentes de esta última iniciativa, podríamos remontarnos a las tres décadas anteriores donde el neoliberalismo promovió un desmantelamiento sistemático de lo público para privilegiar lo privado. En México, un importante punto de inflexión es la reforma energética de 2013 impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Esta reforma constitucional, que fue ampliamente criticada por el entonces opositor López Obrador, supuso una serie de cambios constitucionales dirigidos a ampliar la participación de las empresas privadas en el sector energético, dominados por las paraestatales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Esta reforma energética fue promovida con bombo y platillo, destacando que con ella se atraerían millonarias inversiones a México, se crearían cientos de miles de empleos y que gracias a las inyecciones de capital y modernización tecnológica habría una importante reducción de los costos de las tarifas eléctricas. Con el paso de los años, es evidente que nada de eso pasó: ni inversiones, ni creación de empleos y mucho menos se redujeron los costos de los recibos de luz que cada consumidor debe pagar.

Peor, no hubo modernización de Pemex ni de CFE. Lo que hubo fue una serie de contratos a modo para que los privados se beneficiarán de los recursos públicos y de las paraestatales, ya sea por suministrarles a precios preferenciales materia prima o por garantizarles la compra de lo producido, aun en detrimento de la producción propia.

Prensa ICS / RT Noticias