Política 25-10-2018

“La izquierda viene en caída libre en la región y Brasil no será la excepción”

Entrevista. Este domingo 28 de octubre, los brasileños irán a la segunda ronda electoral luego que el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro se impusiera en la primera vuelta al izquierdista Fernando Haddad.

Los ojos del mundo están puestos en el casi inminente ascenso de Bolsonaro al poder y el impacto que esto tendría para la izquierda en Latinoamérica.

El Nuevo Diario conversó sobre el fenómeno Bolsonaro con Amaury Mogollón, venezolano y máster en Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política (Maicop) por la Universidad Pontificia de Salamanca, España; director general de la consultora Acción Polítik, firma dedicada a la consultoría de campañas electorales y Gobiernos latinoamericanos con presencia en México, Colombia y Venezuela.

Mogollón también dirigela “Revista Acción Política”, publicación impresa y digital especializada en estrategia, marketing político y campañas electorales; con presencia en Colombia, República Dominicana, Venezuela y Perú.

¿Cuál ha sido la fórmula del éxito para un ultraderechista en un país como Brasil?

El éxito del abanderado de la derecha, Bolsonaro, es que ha sabido venderse a lo largo de la contienda como el outsider a pesar de no serlo. Sí, es de poco conocimiento para la ciudadanía que Bolsonaro desde el año 1989 viene ejerciendo cargos de elección popular, a tal punto que ha sido elegido por siete períodos como diputado federal, es él y no Haddad el que realmente representa el establishment, pero su equipo estratégico ha sabido posicionarlo en la contienda como un outsider gracias a toda la fuerza que ha tenido en las redes sociales.

¿Puede haber un factor sorpresa?¿Puede haber un factor sorpresa?

En Brasil no habrá factor sorpresa. La elección se encuentra totalmente polarizada y la ciudadanía busca castigar al PT (Partido de los Trabajadores), al partido que lidera el expresidente Lula, al partido que ha estado involucrado en grandes casos de corrupción de Brasil y en varios países de la región. La ciudadanía ya es más madura e informada y hoy en día demandan un cambio de rumbo, demandan mayor seguridad y mejoras económicas, y el PT no presenta esos cambios. En la reciente encuesta de Datafolha, Bolsonaro marca una ventaja del 16% por encima de Haddad; es decir, ubican a Bolsonaro con un 58% y a Haddad con el 42% de intención de voto.

¿A qué atribuyen el hecho de que bolsonaro se niegue a estar en un debate?

Bolsonaro busca mantener la expectativa ante la ciudadanía, esa expectativa de discursos en plaza pública y debates televisivos. A raíz del intento de homicidio que sufrió en la primera vuelta, este se vio sometido a guardar mucho reposo médico y evitar la plaza pública, pero por otra parte logró que todos los medios nacionales e internacionales hablaran de él, siendo el candidato que contaba con menor espacio televisivo oficial a lo largo de la campaña. Bolsonaro entendió que salir a la plaza pública le podría generar rechazo ante su electorado, que su discurso no podría ser aceptado y su programa de gobierno también, es por ello que han venido trabajando una estrategia más emocional y de mucha ciudadanía, donde las actividades de calle se han hecho fundamentales en esta última fase de campaña.

¿Qué mensaje está dando brasil a la izquierda de latinoamérica?

La izquierda viene en caída libre en la región y Brasil no será la excepción. El bloque del mal llamado socialismo del siglo XXI sigue perdiendo espacios y la ciudadanía los castiga con votos, los castiga por las falsas promesas incumplidas, los castiga por carecer de transparencia, los castiga por ausencia de liderazgo, ese liderazgo que representaba Hugo Chávez.

El tema del medioambiente, en cuanto a que permitirá deforestar la amazonía y a que no piensa proteger los territorios indígenas, ¿puede pasarle factura a bolígrafo?

En el programa de gobierno de Bolsonaro las palabras deforestación y calentamiento global no están presente. También se ha visto que el candidato no apoya los acuerdos de París ni los demás temas que buscan la protección del medioambiente. Esto le podría pasar factura una vez que inicie sus funciones de gobierno y tanto los grupos ambientalistas a nivel nacional e internacional puedan hacerle presión y generarle ingobernabilidad en temas ambientales.

¿Qué escenario se vislumbra en la región con el posible ascenso de Bolsonaro?

El péndulo se inclina hacia la derecha, la recién llegada de Iván Duque a Colombia y próximamente la de Bolsonaro a Brasil, pondrá a los gobiernos de izquierda a replantear sus estrategias para mantenerse en el poder, ejemplo puntual es Venezuela, donde hoy en día Nicolás Maduro cuenta con menos aliados y se espera una posible postura radical que liderará el vicepresidente de Bolsonaro contra todo el Gobierno venezolano. Otro caso a tener en cuenta es el Gobierno de Ecuador, quien a pesar de ser el candidato de Rafael Correa, hoy en día se ha alejado de todos las políticas que lideró Correa a lo largo de su gobierno e incluyendo a los aliados estratégicos del expresidente de ese país.

EL NUEVO DIARIO