Economía 13-03-2020

La nueva motivación de EEUU para fortalecer su política de sanciones contra Venezuela

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, aseveró que se decidió imponer sanciones contra TNK Trading International S.A., una filial de la empresa rusa Rosneft, con el objetivo de presionar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

"Estamos desplegando sanciones para llevar a Maduro a la mesa de negociaciones. Hoy hemos sancionado a la empresa petrolera rusa propiedad de Rosneft, TNK Trading International S.A., aumentando el aislamiento del régimen y acercando al pueblo de Venezuela a la libertad y la prosperidad", escribió Pompeo en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, las versiones de EEUU de que estaría imponiendo sanciones a empresas de otro país por vínculos con el petróleo venezolano son solo un pretexto, pues su motivación principal para poner sanciones es retirar a otras potencias petroleras para mantener los precios del oro negro a su favor, explicó Yushkov, analista en seguridad energética.

"Para EEUU es importante retirar a otros actores del mercado para que las empresas estadounidenses puedan mantenerse a flote, para que el precio [del petróleo] suba y sigan siendo rentables", aseveró el experto.

Agregó que la política de sanciones de EEUU encontró una nueva motivación para que el mercado mundial esté a favor de Washington.

"Los norteamericanos tenían antes una motivación política, estrangular económicamente a Venezuela. Y ahora tienen una nueva motivación para endurecer las sanciones porque la retirada del petróleo venezolano sería una contribución adicional al mantenimiento de los precios en el mercado mundial", aseguró el experto.

Estas sanciones se imponen tras el derrumbe de los precios del petróleo que inició con el coronavirus y se agudizó cuando Arabia Saudí anunció que bajaría los precios de sus barriles y aumentaría la producción luego de rechazar la propuesta de Rusia para mantener el acuerdo existente de la OPEP+.

SPUTNIK