Mundo 14-09-2017

La ONU busca mejorar las "terribles condiciones" de los migrantes en Libia

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está tratando de mejorar las "terribles" condiciones de los migrantes detenidos en Libia y de repatriar a quienes estén dispuestos y en situación de volver a su país, dijo a la AFP la subdirectora de esa agencia dependiente de la ONU.

"Creo que hay unos 31 ó 32 centros de detención y cerca de la mitad están controlados por el Gobierno o se encuentran en áreas bajo su control", dijo Laura Thompson tras una conferencia sobre migraciones celebrada el miércoles en Costa Rica.

"No creo que nadie sepa" exactamente cuántas personas viven en esos centros, en condiciones "extremadamente malas", sin alimentación ni asistencia sanitaria adecuadas, y "todos mezclados", hombres, mujeres y niños, denunció.

Hasta hace poco, Libia había sido un importante punto de reunión de migrantes, la mayoría provenientes de otros países africanos, que pretendían cruzar el mar Mediterráneo hacia Europa en improvisadas embarcaciones.

Pero desde julio, el número de travesías cayó drásticamente, luego que la Unión Europea (UE) entregara fondos al Gobierno libio para frenar esa corriente migratoria.

El alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad al Hussein, acusó la semana pasada a la UE de "hacer la vista gorda" sobre las brutalidades contra los migrantes llevados a los centros de detención por los guardacostas.

Cientos de miles fueron sometidos a abusos como tortura, trabajo esclavo y violaciones, dijo.

Thompson indicó que la OIM estaba tratando de convencer al Gobierno libio para que proporcione alternativas a la detención a mujeres y niños.

También instó a los guardacostas libios a respetar las normas internacionales para evitar el "círculo vicioso de salvar personas y someterlas a condiciones de detención que son terribles".

La OIM promueve el retorno a su país de origen de la mayor cantidad posible de emigrantes llegados a Libia.

Este año unas 7.500 personas fueron repatriadas, señaló Thomson.

El grueso de los migrantes arribó a Libia con el fin de encontrar trabajo en los sectores de petróleo y turismo, pero la inestabilidad que siguió al derrocamiento por tropas de la OTAN del régimen de Muamar Gadafi, seis años atrás, los llevó a intentar abandonar el país hacia Europa.

La OIM ha intentado detener los flujos migratorios procedentes de algunos países africanos hacia Libia. En Níger, por ejemplo, Thompson dijo que la agencia difundió información sobre las calamitosas condiciones que esperan a quienes siguen empeñados en viajar a Libia.

AFP