Economía 19-11-2018

La UE sigue trabajando en mecanismo financiero con Irán para evadir sanciones de EEUU

El trabajo para establecer un mecanismo jurídico que haga posible realizar transferencias financieras con Irán evitando las sanciones de Estados Unidos continúa, declaró la alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini.

"Nuestro trabajo sigue, la participación de los ministros de finanzas del Reino Unido, Francia y Alemania es un paso crucial, están trabajando arduamente para finalizarlo, no puedo dar una fecha, pero el trabajo continúa, se desarrolla positivamente", comunicó Mogherini a los periodistas.

Agregó que "la participación de los tres ministros de finanzas y otros países miembros es un paso clave que me da motivo para pensar que lograremos resultados".

Este 19 de noviembre en Bruselas se celebran negociaciones entre los ministros de Exteriores de los países de la Unión Europea, uno de los temas de discusión será Irán y la creación de un mecanismo de pagos tras la introducción de las sanciones estadounidenses.

El 5 de noviembre EEUU concluyó la reanudación de las sanciones contra Irán, que Washington había levantado en 2015, cuando se inició la vigencia del PAIC, que establece limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

La última tanda de las restricciones estadounidenses incluye sanciones a la compra de petróleo y productos petroquímicos iraníes, así como a las operaciones con puertos y empresas marítimas iraníes y a las transacciones de instituciones financieras con el Banco Central de Irán.

Al mismo tiempo, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, anunció que EEUU concede una exención temporal para ocho países para que puedan comprar petróleo a Irán: China, la India, Italia, Grecia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Turquía.

En mayo pasado, el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció la retirada de su país del PAIC, acusando a Teherán de desarrollar en secreto un programa nuclear, pese a que 12 informes consecutivos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) afirmaron lo contrario.

SPUTNIK