Análisis 10-01-2019

Laboristas exigen elecciones generales por impasse del Brexit

El líder de la oposición británica ha llamado para que se celebren elecciones generales lo más temprano posible para “romper el impasse” sobre el Brexit.

“Si el Gobierno no logra aprobar la legislación más importante” sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), conocida como el Brexit, “entonces debemos celebrar unas elecciones generales a la mínima oportunidad”, ha afirmado este jueves Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista (PL).

El parlamentario opositor priorizó la celebración de elecciones generales ante un referendo nuevo sobre el Brexit, al indicar que el PL votará la próxima semana en contra del acuerdo propuesto por la primera ministra británica, Theresa May; y si el Parlamento tampoco lo aprueba debe haber nuevas elecciones.

Corbyn aseveró que “para acabar con el punto muerto las elecciones son una solución práctica y también democrática”, agregando que las nuevas elecciones “dará al partido ganador un mandato renovado para negociar un mejor acuerdo para (el) Reino Unido y garantizar el apoyo del Parlamento”.

El líder del PL asimismo precisó que debido a que su formación no tiene suficientes miembros en el Parlamento para ganar un voto de no confianza en May, parlamentarios de otras formaciones deben votar para romper con el estancamiento actual, provocado por la gestión del Brexit por el Gobierno.

Esta coyuntura se presenta, mientras el Parlamento limitó en sólo tres días laborales el tiempo para que May presente su nuevo plan para el Brexit, en caso de rechazarse la propuesta para abandonar la UE. Con esta enmienda del Parlamento británico, la primera ministra del país europeo tendrá que presentar su plan alternativo antes del 21 de enero.

La primera ministra británica ya se enfrentó a una moción de censura por parte del PL en diciembre por posponer una votación sobre el Brexit en el Parlamento.

El borrador de acuerdo entre Londres y el bloque regional para el Brexit ha provocado un maremoto político. Los británicos que rechazan el acuerdo consideran que va contra los intereses nacionales. No obstante, Bruselas ya ha dejado claro, tras los múltiples intentos de May por conseguir un cambio, que el pacto existente es el único posible.

May aplazó en diciembre la votación sobre el borrador a falta de una mayoría parlamentaria que lo respaldara, pero el domingo pasado advirtió de que el Reino Unido se adentraría en “territorio inexplorado” si el Parlamento rechaza el pacto la semana que viene.

HISPANTV