Economía 28-11-2019

Las 5 señales de la inminente llegada de una recesión económica

Falta muy poco para que otra crisis se convierta en una pesadilla total, aseguran los analistas del medio ruso. La economía de Estados Unidos no ha sufrido tanto como las de Asia y Europa, pero también se está desacelerando.

En EEUU, los ingresos corporativos han ido disminuyendo trimestre a trimestre, y los préstamos vencidos para automóviles han alcanzado niveles récord. El índice Cass Freight Index ha estado disminuyendo durante 11 meses consecutivos, con la mayor disminución de la producción industrial en Estados Unidos desde 2009.

Según el artículo, hay por lo menos cinco señales de que la economía mundial se está acercando a la recesión:

  • Las ventas de autos están cayendo. Este año, se espera que las ventas mundiales de automóviles disminuyan un 4%, según Fitch Ratings. Se trata de una disminución mayor que en 2008, cuando estalló la crisis financiera.
  • El comercio mundial sigue menguando. El volumen total del comercio mundial disminuyó un 1,3% en septiembre, según el reciente informe de CPB World Trade Monitor.
  • Los beneficios de las empresas chinas están decreciendo. Las ganancias de China Industrial Enterprises se redujeron un 9,9% en octubre en comparación con el mismo periodo del año anterior. Ha sido la mayor caída desde 2011.
  • La confianza del consumidor está disminuyendo en EEUU. Según The Conference Board, "la confianza del consumidor disminuyó por cuarto mes consecutivo en noviembre. Esto sugiere que el crecimiento económico en el último trimestre de 2019 seguirá siendo débil.
  • La gente rica empieza a ahorrar dinero. Según un artículo de CNBC, en 2019 los ricos han recortado sus gastos en todo, desde casas hasta joyas, lo que ha despertado el temor de una recesión que comience en la cima.

De hecho, los problemas financieros a largo plazo han empeorado en los últimos años, aseguran los analistas. El mundo se enfrenta a la mayor burbuja de la deuda de la historia del planeta, los mercados financieros mundiales son más vulnerables que nunca al colapso, mientras que los disturbios civiles están estallando en todo el mundo, agregan.

"El terreno para una tormenta perfecta está listo. La situación nunca ha sido tan siniestra como ahora. Así que es hora de abrocharnos el cinturón: en los próximos meses, haremos un viaje por un camino muy accidentado", concluye el medio.

Sputnik