Sociales 25-10-2019

Las protestas en Irak contra la falta de servicios básicos dejan 24 muertos y más de 2.000 heridos

Irak volvió a registrar hoy protestas para pedir más servicios con 24 muertos y más de 2.000 heridos, después de que un destacado clérigo chií se mostrase favorable a su desarrollo y de que a principios de mes 157 personas muriesen en otra oleada de manifestaciones.

Los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad han causado al menos 24 muertos -ocho de ellos por asfixia y fuego real- y 2.047 heridos, la mayoría en Bagdad, según el último balance ofrecido por la gubernamental Comisión de Derechos Humanos de Irak. De acuerdo con sus datos, 27 edificios gubernamentales y sedes de partidos políticos sufrieron daños durante los incidentes.

La televisión Al Sumariya informó, por su parte, de que uno de sus corresponsales ha sufrido heridas graves durante la cobertura de las protestas, que se intensificaron después del rezo musulmán de los viernes.

A última hora de la tarde en Bagdad sólo se registran protestas en la céntrica plaza Tahrir, mientras que los mercados, restaurantes y comercios funcionan con normalidad en la mayoría de los barrios capitalinos, dijo a Efe una fuente del Ministerio de Interior que pidió el anonimato. Detalló que cada vez que los manifestantes tratan de cruzar el puente Al Yumhuriya, que une Tahrir con la fortificada Zona Verde, en la que se ubican edificios gubernamentales y embajadas, las fuerzas de seguridad lanzan gases lacrimógenos para frenarlos.

Las nuevas manifestaciones se producen días después de que el clérigo chií Muqtada al Sadr, con una gran influencia en el país, afirmase que los ciudadanos tenían “derecho” a salir a las calles si así lo deseaba.

Se trata de la reanudación de las protestas registradas a principios de octubre para pedir servicios básicos y más empleo, además de condenar la corrupción, y en las que murieron 157 personas, la mayoría a causa de la represión policial. Así las cosas, las autoridades han impuesto el toque de queda en las provincias de Basora y Di Qar, de acuerdo con la agencia estatal iraquí NINA.

La Vanguardia.