Análisis 01-04-2019

Lima: Apoyo de Bolsonaro a dictadura puede generar tensión militar

Un analista opina que el apoyo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a la dictadura puede “generar una tensión militar” que estaba apagada en el país.

Bolsonaro, exmilitar que ha negado por completo la existencia de la dictadura militar, ha ordenado “conmemorar” en los cuarteles el quincuagésimo quinto aniversario del golpe de Estado de 1964, con el que se inició la era dictatorial que duró más de dos décadas. Este tema ha sido abordado este domingo por el analista político Bruno Lima Rocha en una entrevista con HispanTV.

El experto dice que la controvertida orden de Bolsonaro se enmarca en la permanente campaña política del líder ultraderechista que realiza “un proselitismo de ultraderecha”, muy semejante al de su homólogo estadounidense, Donald Trump.

A su juicio, lo último que hubieran querido hacer los militares profesionales de Brasil en años anteriores ochenta, noventa y dos mil “era volver con el tema de la represión interna”, ya que “si salta la represión y salta los crímenes de la dictadura militar todos aquellos que apoyan estos crímenes pasan a ser vinculados a las fuerzas armadas”.

Sin embargo, la postura de Bolsonaro respecto a la dictadura que vivió Brasil entre 1964 y 1985 “puede generar en Brasil una tensión militar que estaba totalmente desaprobada y totalmente apagada”, advierte Lima.

La decisión del presidente brasileño ha provocado una serie de protestas en las ciudades de Brasilia (capital), Sao Paulo y Rio de Janeiro bajo el lema “Dictadura nunca más”. Los capitalinos han exigido la dimisión de Bolsonaro por sus políticas a favor de los exdictadores y su preferencia a incorporar en su gabinete a varios militares.

La dictadura dejó casi 500 asesinados y desaparecidos políticos, además de miles de torturados, conforme a las estadísticas de la Secretaría de Derechos Humanos, que resalta que la cifra podría ser mayor debido a la falta de registros que hubo en la época dictatorial, como por ejemplo respecto a víctimas campesinas e indígenas. Asimismo, documentos estadounidenses desclasificados el año pasado revelaron que la eliminación de disidentes se decidía en el palacio presidencial.

HISPANTV