Mundo 16-05-2017

Llaman a detener el proyecto de gasoducto Nord Stream 2

Manfred Weber, el líder de la fracción más numerosa e influyente en la Eurocámara —el Partido Popular Europeo—, llamó a detener la ejecución del proyecto de gasoducto Nord Stream 2.

"Es una decisión errónea (la de construir el gasoducto) porque Europa dependerá aún más de Rusia (…) Nuestra fracción comparte estos temores y considera que sería mejor detener el proyecto y buscar alternativas", dijo Weber en rueda de prensa.

Los primeros ministros de la República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Polonia, Eslovaquia y Rumanía, así como la presidenta de Lituania, habían dirigido una carta al presidente del Parlamento Europeo en la que se pronuncian en contra del proyecto Nord Stream 2.

A su juicio, ese proyecto conlleva riesgos de desestabilización geopolítica.

Entretanto, el Gobierno de Alemania, país que ofreció su territorio para el tendido del gasoducto Nord Stream 2, declaró que se trata de un proyecto puramente económico.

A su vez, el presidente del consorcio petrolero y gasista austríaco OMV, Rainer Seele, aseguró que los participantes en el proyecto Nord Stream 2 no quieren ningún conflicto y confían en el apoyo de los países interesados en el proyecto.

También el Ministerio ruso de Exteriores declaró que Nord Stream 2 es un proyecto exclusivamente económico que busca reforzar la seguridad energética de Europa.

A finales de abril trascendió que la austriaca OMV y otras cuatro compañías europeas se comprometieron a financiar el 50% del proyecto del gasoducto Nord Stream 2 evaluado en 9.500 millones de dólares.

La rusa Gazprom impulsa la construcción de la tubería que conectará a Rusia y Alemania por el fondo del mar Báltico y permitirá transportar 55.000 millones de metros cúbicos anuales de gas.

El proyecto fue concebido para diversificar las rutas de suministro de gas a Europa y elevar la seguridad energética ante la inestabilidad del tránsito por el territorio de Ucrania.

Sputnik