Política 23-10-2019

Los empresarios exigen diálogo a Sánchez y Torra para asegurar el progreso y la paz social de Cataluña

A pocos metros de una nueva manifestación en Via Laietana, alrededor de 300 empresarios catalanes se han reunido esta mañana en un acto unitario de Pimec y Foment del Treball organizado para exigir al Gobierno central y a la Generalitat que dialoguen y lleguen a acuerdos para acabar con la violencia, eviten el desgobierno, contribuyan a restaurar el prestigio de Catalunya y aseguren su progreso económico y la paz social.

“Los gobiernos y las diferentes fuerzas políticas deben asumir su responsabilidad, sentarse juntos para hablar y llegar a acuerdos. Sin excusas”, subraya el escrito, que lleva por título Manifiesto a favor del progreso de Catalunya. “Es el momento de que la política entre en acción”, prosigue el documento, que pide “acabar con los discursos vacíos y superficiales”.

El contenido del manifiesto “Corresponde a la clase política, y no a la Justicia, liderar una vez más de forma efectiva y resolutiva, la canalización y conducción de este conflicto a un escenario de pacto”, señala el documento, que también advierte que “la violencia nos hace peores como sociedad y la condenamos sin paliativos”.

El manifiesto insta a los presidentes Pedro Sánchez y Quim Torra a liderar esa salida del conflicto y les demanda que “se esfuercen en recuperar la relación institucional perdida” dejando de lado “los intereses electoralistas”.

Tras destacar que las dos patronales representan a más de 600.000 empresas y más de 2 millones de personas, el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, se ha mostrado convencido de que “estamos a tiempo de recuperar la normalidad, el prestigio de Catalunya y la legalidad y seguridad jurídica que necesitan nuestras empresas”. Sánchez Llibre ha ahondado en el mensaje que ya lanzó la noche del martes en el acto de la patronal vallesana Cecot instando a Quim Torra a “liderar la recuperación de la confianza del prestigio de Barcelona y de Catalunya”.

Por su parte, el presidente de Pimec, Josep González, arrancó aplausos al recordara a los políticos encarcelados y calificó de “histórico” el acto de esta mañana. “Los políticos deben ponerse las pilas. Les ha faltado valentía y se han guiado más por el electoralismo. Hay que hacer política de la buena y eso requiere, primero, respeto mutuo”, ha dicho González.

En el acto han intervenido también empresarios de distintos sectores, entre los que ha destacado el presidente del Gremi d’Hotels de Barcelona, Jordi Mestre, que reclamó a los políticos “que hagan su trabajo, por el que cobran”, y apliquen “el sentido común y la responsabilidad”.

El presidente de Salud y Social de Pimec, Antonio Torres, ha exigido que se mantenga el clima de convivencia, porque sus empresas “tratan con personas”, y no pueden permitirse ver alterado su trabajo. El presidente de Pimec Joves, Josep Soto, ha pedido, por su parte, “gobiernos fuertes”. Más duro ha sido Gerard Esteva, de la Unión de Federaciones Deportivas de Catalunya. “Ni la sentencia ni la prisión es la solución. Hace falta valor y generosidad para encontrar la salida”.

Joan Canadell, presidente de la Cambra de Começ de Barcelona, ha asistido al acto, pero ha expresado su disconformidad con una parte del manifiesto “por no hacer una mención explícita a la violencia policial”.

Aunque el manifiesto sólo lo firman Foment y Pimec, otras instituciones empresariales han dado su respaldo a esta iniciativa y han asistido al encuentro, como el Port de Barcelona, la Fira, Femcat, el RACC, y las escuelas de negocios Iese y Esade.

LA VANGUARDIA