Mundo 17-02-2020

Los Parlamentos de los Pueblos crecen en Ecuador, a falta de respuesta del Gobierno

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) denuncia que el Gobierno de Lenín Moreno nunca estudió la propuesta económica alternativa presentada por los colectivos indígenas. Mientras tanto, los Parlamentos de los Pueblos se extienden por todo el territorio nacional.

En octubre de 2019, el movimiento indígena ecuatoriano se colocó en el centro de la atención latinoamericana cuando lideró las protestas contra las medidas de ajustes económicos propuestas por el presidente de Ecuador Lenín Moreno. Si bien la crisis derivó en la suspensión de varias de las medidas y la convocatoria un diálogo entre el Ejecutivo y las organizaciones sociales, los indígenas vuelven a manifestarse preocupados por la falta de avances, más de tres meses después de las protestas.

En un comunicado divulgado en febrero, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) recordó que el 'Parlamento de los Pueblos' conformado por las organizaciones indígenas y sociales presentaron al Gobierno una "propuesta económica alternativa".

La fórmula presentada al Gobierno de Moreno en octubre pasado "recoge las líneas de reactivación económica, generación de empleo, educación, salud, entre otros temas de interés común de los ecuatorianos", resalta la Conaie.

Tras ser entregada al Ejecutivo, la propuesta fue presentada a la Asamblea Nacional de Ecuador (órgano legislativo ecuatoriano) y desde entonces reposa en ese ámbito "sin haber sido debatida ni tomada en cuenta por las autoridades".

En diálogo con Sputnik, el dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) —una de las entidades que integran la Conaie— Andres Tapia ratificó que "el diálogo con el Gobierno de Moreno no ha avanzado desde los sucesos de octubre de 2019", a pesar de la promoción que tuvo esa instancia de diálogo y la mediación de Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

Meses después de que el diálogo se estancara, la situación incluso empeoró para el movimiento indígena. Además del rechazo por parte del Gobierno, Tapia señaló que continúa la persecución judicial a varios de los principales dirigentes del paro nacional implementado por la Conaie. "El presidente de la Conaie (Jaime Vargas) tiene seis procesos abiertos, seis denuncias presentadas por presuntos delitos de terrorismo, entre otros", ilustró.

Acusaciones similares también recaen sobre decenas de otros dirigentes indígenas de varias regiones de Ecuador, algunos acusados incluso de figuras delictivas como "formación de grupos subversivos".

"Se pretende alegar este tipo de supuestos delitos de subversión y es una realidad palpable que hay decenas de procesos abiertos contra los personajes más visibles del paro. Mientras el Gobierno hace un llamado al diálogo persisten estos procesos que no son más que actos de judicialización política y criminalización de la lucha y protesta social", sostuvo.

A pesar de que el diálogo con el Gobierno de Moreno se estancó, las organizaciones indígenas no detuvieron su militancia. Es así que el 'Parlamento de los Pueblos' no solo continuó sesionando en los meses siguientes al fin de la protesta sino que inició un proceso de "territorialización" que permitió replicar ese ámbito en las diferentes provincias, siempre con un proyecto económico "alternativo" como eje central.

Tapia remarcó que "hay toda una agenda de trabajo en torno a la conformación de los parlamentos, la propuesta económica alternativa, su difusión y la retroalimentación con el trabajo de cada una de las provincias para dar forma a las propuestas".

SPUTNIK