Economía 30-09-2019

Macri anuncia supresión impositiva a pymes para nuevas contrataciones en 2020

Buenos Aires, 30 sep. (EFE).- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció este lunes en un acto de campaña electoral la reducción "a cero" de las contribuciones patronales por cada empleado nuevo que contraten las pequeñas y medianas empresas para 2020, mientras que la carga se reducirá a la mitad en 2021.

Esta decisión de suprimir los impuestos a los empleadores buscará "cuidar a los empleados que hoy existen", ya que solo se aplicará "a las empresas que aumenten la cantidad de empleados", por lo que "no se puede despedir a un trabajador para contratar a otro pagando menos impuestos".

"Hoy dos millones de personas buscan trabajo y no lo consiguen, en parte por los altos costos de contratar. (...) Argentina es el país de la región con más brecha entre lo que paga el empleador y lo que recibe el empleado", aseguró Macri durante su visita a una fábrica de la provincia de Buenos Aires, en un acto de Juntos por el Cambio, la coalición que encabeza, .

El mandatario, que buscará ser reelecto en los comicios presidenciales del 27 de octubre próximo -a los que llega, según las encuestas, en clara desventaja respecto a su principal adversario, el peronista Alberto Fernández- anunció "una etapa de crecimiento no solo para el país sino para cada familia", a quienes pretende "aliviarle el bolsillo para que no les cueste tanto llegar a fin de mes".

"En los próximos días les voy a contar más medidas", agregó.

Argentina atraviesa una crisis económica desde mediados del año pasado marcada por una fuerte devaluación del peso y subidas en los índices de inflación y pobreza.

Desde que se conocieron los resultados de las primarias del pasado agosto, en las que el peronista Frente de Todos se impuso por 16 puntos al oficialismo de Macri, esta situación se ha recrudecido -por la mala reacción que tuvieron los mercados financieros- y el Ejecutivo ha implementado un paquete de medidas destinadas a mitigar el mal momento del país.

El pasado lunes se aprobó un bono compensatorio a trabajadores de 5.000 pesos (85,4 dólares) tras el acuerdo entre Gobierno, sindicatos y patronales que causó gran polémica.

El bono, que tendrá carácter "no remunerativo" (no se realizarán descuentos impositivos sobre esa suma extra), se pagará a cuenta de próximas revisiones salariales, por lo que si un sindicato negocia a futuro una recomposición para los trabajadores de su sector, se descontará el bono del aumento que se acuerde.

Múltiples entidades representantes de empresas micro, pequeñas y medianas (pymes) argentinas manifestaron el pasado jueves en un comunicado conjunto que no pueden pagar a sus empleados dicha suma.

LA VANGUARDIA