Mundo 19-03-2019

Macron admite la incapacidad de contener protestas y disturbios

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, reconoce su incapacidad para contener los disturbios causados por el movimiento de los llamados chalecos amarillos.

Al término del decimoctavo sábado de manifestaciones de este movimiento social, Macron subrayó que “se ha hecho mucho desde noviembre”, pero lo que pasó el fin de semana “muestra que, en estos temas, no lo hemos logrado”.

“Quiero que cuanto antes tomemos decisiones fuertes para que no vuelva a ocurrir”, dijo el dignatario galo, cuya popularidad ha disminuido de manera considerables, recoge el martes el diario español El País.

Transcurridos cuatro meses de protestas, los chalecos amarillos, que desde el noviembre pasado reclaman mejoras salariales, bajadas de impuestos y hasta la dimisión de Macron, estaban empezando a desaparecer. Pero este sábado la situación cambió y los saqueos e incendios en los Campos Elíseos se parecieron a los de hace meses.

Hubo violencia contra el mobiliario urbano, comercios de lujo y edificios de los barrios más opulentos, hechos que ha vuelto a preocupar a las autoridades.

La policía francesa, acusada de uso indebido de la fuerza, es además objeto de críticas por no poder impedir la violencia.

“El análisis de los eventos muestra” que el dispositivo de seguridad “no fue suficiente para contener la violencia y evitar las acciones de los vándalos”, afirmó a su vez la oficina del primer ministro Edouard Philippe al término de una reunión extraordinaria para analizar lo ocurrido en París, escenario de una de las protestas más violentas de los chalecos amarillos.

La Policía estima que en las manifestaciones del sábado en París participaron unas 10 000 personas, y el ministro del Interior, Christophe Castaner, ha declarado que los disturbios son obra de un núcleo duro de unos 1500 militantes. Más de 200 personas fueron detenidas.

HISPANTV