Política 20-07-2018

Mayoría del Senado, cómplice del atropello a la Constitución

La bancada “abdista”, sectores del PLRA y representantes de partidos menores permiten lacontinuidad de dos usurpadores en el cargo de senadores. Ellos son Rodolfo Friedmann y Mirtha Gusinky, quienes no reunieron los votos necesarios para acceder a una banca y, consecuentemente, tampoco fueron proclamados por el TSJE. El resultado no es otro que la degradación institucional de la República, en especial, de la Cámara Alta.

No porque la apruebe una mayoría o por ser frecuente, una situación irregular, generada por una clara violación constitucional, se vuelve normalo aceptable. Esto es lo que parecen pensar los integrantes de las bancadas de Añetete, el efrainismo liberal y las de partidos menores, que pretenden actuar como si no pasara nada raro ni ilegítimo.

Ayer, se realizó la tercera sesión ordinaria de la cámara con la presencia de Friedmann y Gusinky, quienes siguen actuando como si fueran senadores y el resto de la cámara parece pensarlo también. Ambos integran comisiones –Friedmann, incluso, preside una- y hasta participan de los debates que se dan en el plenario. Nadie parece recordar que, en realidad, son usurpadores de bancas que pertenecen a Horacio Cartes y Nicanor Duarte Frutos, quienes sí fueron elegidos por los electores en abril pasado, y proclamados por la Justicia Electoral.

De los opositores no extraña esta postura puesto que llevan meses intentando impedir a toda costa el juramento de Cartes y Duarte Frutos. En cuanto al presidente, llegaron, incluso, a impedir que se pudiera aceptar su renuncia a la Presidencia para evitar su juramento como senador.

El problema está en los senadores de la bancada que responde al presidente electo, quienes no tuvieron ningún inconveniente en hacer campaña con Cartes y Duarte Frutos –éste, incluso, fue su aliado electoral- presentándolos como futuros senadores, y luego, una vez alcanzado el objetivo, que era la Presidencia de la República y sus respectivas bancas, decidieron patear el tablero.

La arbitraria e ilegal decisión de Fernando Lugo al convocar a los 2 usurpadores fue grave, pero la situación podía cambiar fácilmente; para ello bastaba que una mayoría de senadores decidiera hacer que las cosas volvieran a la normalidad. Pero no quisieron hacerlo; a pesar de los discursos y las promesas, a esta altura ya parece más que obvio que los abdistas no quieren a Cartes y Nicanor como senadores de la Nación.

ADN Paraguayo