Salud 17-12-2019

Médicos australianos piden al Gobierno que declare la emergencia sanitaria para lidiar con el humo de los incendios

Médicos y trabajadores de la Sanidad australiana han pedido este lunes al primer ministro, Scott Morrison, que declare la emergencia sanitaria a nivel nacional para hacer frente al humo proveniente de los incendios forestales que afectan a la costa este del país.

En un comunicado, una decena de grupos de médicos han alertado de que el nivel de polución en el aire se ha incrementado hasta once veces respecto a la "peligrosa" cifra inicial en algunas partes de Sídney y de Nueva Gales del Sur. "Se espera que siga aumentando", han denunciado.

"No hay un nivel seguro de contaminación del aire. Cuanto mayor es el nivel de contaminación, más peligrosos son los riesgos para la salud. El humo de estos incendios es particularmente peligroso debido a los altos niveles de partículas pequeñas presentes en él", han advertido.

En este sentido, han destacado que "los bebés, los niños pequeños y aquellos que ya padecen enfermedades respiratorias o cardiovasculares crónicas se exponen a un mayor riesgo".

"La contaminación del aire está relacionada con enfermedades a lo largo de la vida: incluyendo nacimientos prematuros, bebés con bajo peso al nacer, desarrollo pulmonar deteriorado en niños, asma, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas y cáncer de pulmón", aseguran.

Así, han subrayado que "los niveles de contaminación del aire en Nueva Gales del Sur durante las últimas semanas siguen siendo peligrosos para la salud de las personas".

Por el momento seis personas han muerto y más de 500 hogares han sido destruidos o quemados por las llamas en Nueva Gales del Sur desde que la temporada de incendios comenzara a nales de octubre, un mes antes de lo normal. Cerca de 2,7 millones de hectáreas de tierra se han visto también afectadas por el fuego.

Aún hay un centenar de fuegos activos en el estado, donde se esperan altas temperaturas y condiciones climatológicas severas para esta semana.

EUROPA PRESS