Sociales 20-09-2018

Mesa de paz con Eln se queda en suspenso, Gobierno deja silla vacía

Una vez asumió la presidencia de la República, Iván Duque, afirmó que daría 30 días para decidir sobre el futuro de los diálogos con el Eln. Terminado ese mes, la determinación del mandatario fue la de no seguir los acercamientos hasta que esa guerrilla libere a todos los secuestrados. Pues bien, a ese escenario se le suma la de retirar las facultades de todo el equipo oficial que venía adelantando las conversaciones en La Habana, Cuba.

En la Isla solo se mantendrán los miembros de la organización insurgente a quienes se les mantienen congeladas las órdenes de captura Esto quiere decir que el proceso de paz queda suspendido, sin una luz al final del camino, y con posiciones encontradas. El Gobierno no confirmó el nombramiento de un nuevo equipo negociador y, el Eln, por medio de sus representantes, ha insistido en que ha cumplido con la liberación de las personas que tenía en su poder en Chocó y Arauca.

Trámite administrativo

A pesar de esto, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, explicó que la decisión del presidente Duque fue un simple trámite administrativo, porque desde el pasado 3 de agosto los representantes autorizados por el Gobierno Nacional en la mesa del Eln habían terminado su contrato.

“No es una decisión nueva, es un trámite meramente administrativo con el cual se cierra esa designación a los representantes, así como a los integrantes del Comité Técnico que participaba en las discusiones del cese al fuego”, puntualizó el funcionario.

Ceballos también aclaró que esto no quiere decir que la mesa de negociaciones con el grupo guerrillero llegó a su fin, recordó que el Jefe de Estado ha sido claro “que cuando se den las condiciones necesarias, es decir cese de actividades criminales y entrega de secuestrados, se nombrará a los voceros oficiales en una eventual mesa de negociaciones”.

Sobre los integrantes del equipo negociador del Eln que se encuentran en Cuba y los gestores de paz de esa organización ilegal, el Gobierno afirmó que mantendrá suspendidas las órdenes de captura que existen contra esas personas e igualmente se les mantendrá todas las garantías.

¿Panorama oscuro?

Para Víctor de Currea-Lugo, docente de la Universidad Nacional y experto en conflicto armado, lo que el Gobierno hizo fue cerrar el contrato con las personas que estaban en la mesa, pero jurídicamente la mantiene.

“El asunto es ¿cómo entender el mensaje político? uno piensa que hay que prepararse para lo peor, el manejo general ha sido de tensar la cuerda y manejar la incertidumbre. Cuando uno suspende un contrato lo mínimo que hay que hacer es nombrar un remplazo, hacer una manifestación de real voluntad de paz, y yo no veo eso en este gobierno. Ha habido torpeza del manejo mediático, el manejo de los símbolos, pareciera que quisiera levantar la mesa, espero estar equivocado”, aseveró.

El Colombiano