Política 27-06-2018

MINISTRO DE JUSTICIA Y GENDARMES LOGRARON UN ACUERDO PARA DETENER PARO

Las negociaciones entre el secretario de Estado Hernán Larraín y los gremios de Gendarmería terminaron durante la madrugada de este miércoles, con un compromiso satisfactorio para ambas partes.

Después de más de cuatro horas y media de reunión, el Ministerio de Justicia y los gremios de gendarmes alcanzaron durante la madrugada de este miércoles un acuerdo que permitió desactivar el llamado a paro por la profunda molestia que provocó la situación del sargento Héctor Palma, quien está en prisión preventiva por el caso de las torturas a reos ecuatorianos.

El anuncio lo hicieron, alrededor de la 1:30, el ministro Hernán Larraín y el vocero de los gremios, Andrés Segovia, quienes informaron que se logró un acuerdo para formar una mesa de trabajo que aborde las principales demandas de los gendarmes, especialmente el mejoramiento de la carrera funcionaria y el fin de la “criminalización” de los funcionarios.

La reunión se inició a las 21 horas del martes y en ella también participaron los subsecretarios de Justicia, Juan José Ossa, y de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, además de la directora de Gendarmería, Claudia Bendeck. En tanto, las asociaciones de gendarmes contaron con el apoyo del presidente de la ANEF, Carlos Insulza.

Al término del encuentro, acompañado de los gendarmes, el ministro Larraín anunció que se formará una mesa de trabajo que abordará todas las inquietudes y planteamientos de los gremios, y que la prioridad la tendrá el mejoramiento de la carrera funcionaria, que tiene detenidos los ascensos del personal. Esta mesa de trabajo estará a cargo de la directora de Gendarmería, quien entregará su estado de avance en 90 días.

A su vez, el vocero de los gendarmes, Andrés Segovia, valoró el acuerdo y dijo que se informará a todos los agremiados del país para suspender las movilizaciones. Finalmente, el presidente de la ANEF, Carlos Insulza, señaló que la mesa de trabajo se conformará el próximo viernes y espera que haya un real avance para los 20.000 funcionarios de Gendarmería.

LA NACIÓN