Política 23-10-2018

Morales acusa a EEUU de tratar a los migrantes como delincuentes

El presidente de Bolivia, Evo Morales, cargó contra Washington por tratar a los migrantes como criminales y poner muros para no dejarles entrar a EE.UU.

“Bolivia construye puentes de integración, caminos de unión, y no como el imperio, estamos escuchando cada día, muros contra los migrantes. Los migrantes son delincuentes y criminales para el imperio norteamericano”, declaró el lunes el presidente boliviano, Evo Morales en un acto de inauguración de un puente en la región amazónica del norte del país andino.

El mandatario boliviano, que hacía estas afirmaciones en alusión a la caravana de miles de ciudadanos centroamericanos que va rumbo a Estados Unidos, condenó las políticas de sanciones económicas de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, contra países de la región.

Como parte de la arremetida estadounidense, el presidente estadounidense anunció una reducción en la ayuda para Guatemala, Honduras y El Salvador acusándolos de no poder contener el avance de migrantes hacia EE.UU.

“Cuando los pueblos se organizan, se movilizan, pidiendo sus reivindicaciones de carácter nacional e internacional, ahí está el capitalismo (que) criminaliza la pobreza, a la gente que necesita”, fustigó Morales, y subrayó que la represión contra los migrantes no acabará la lucha de los pueblos latinoamericanos por sus demandas sociales.

“Debemos sentirnos orgullosos de nuestro proceso de cambio (…), la gente sometida al imperio y al capitalismo sólo piensa en saquear los recursos naturales y los movimientos organizados, en recuperar nuestros recursos naturales”, dijo el jefe de Estado boliviano.

Según informes del Instituto Nacional de Migración (INM) mexicano, entre otros, más de 14 000 personas de la caravana de migrantes son hondureños y ya se encuentran en la frontera de México con Guatemala, en su ruta hacia la frontera norte.

Huyendo de la inseguridad y la falta de empleo, una caravana de tres mil migrantes, en su mayoría hondureños, con bebés y niños, partió el 13 de octubre desde San Pedro Sula, y avanza desde el domingo desde Ciudad Hidalgo, en el sureño estado mexicano de Chiapas, con dirección a EE.UU., tras haber librado la frontera con Guatemala, desafiando advertencias de México y Washington de no entrar a sus territorios.

La construcción de una valla a lo largo de la frontera con México fue una de las promesas de campaña más controvertidas de Trump para evitar la llegada de migrantes sin papeles, a quienes ha calificado de criminales.

HISPANTV