Política 09-02-2021

Moscú acusa a la OTAN de intentar desestabilizar la situación en Rusia

"Esta es una reunión con agentes de influencia para desestabilizar la situación en un Estado soberano", dijo Zajárova a la cadena de televisión Canal 1, al comentar la reunión remota de los representantes de la OTAN con opositores rusos que se celebró la víspera en la representación permanente de Polonia ante la Unión Europea (UE).

En la reunión participaron dos de los colaboradores más estrechos del bloguero opositor ruso Alexéi Navalni: Leonid Vólkov, responsable de su red de oficinas regionales, y Vladímir Ashúrkov, director ejecutivo de su Fundación para la Lucha contra la Corrupción (FBK, catalogada en Rusia como agente extranjero).

Zajárova destacó que "se debe dejar de llamarlos como oposición, porque la oposición significa otra cosa", al agregar que esas personas son "agentes de influencia" instruidos por los representantes de la OTAN para "continuar desestabilizando la situación".

Además, Zajárova ironizó que la presencia de una veintena de diplomáticos en el juicio sobre Navalni el 2 de febrero fue un 'flashmob diplomático'.

"Lo llamo 'flashmob diplomático', pues ¿cómo, si no, podríamos definirlo de otra forma?", comentó Zajárova en una transmisión en el canal Rossiya 24.
Señaló que "una práctica normal de un diplomático es asistir a una audiencia sobre un caso de un ciudadano de su país porque está obligado a defender los intereses de los ciudadanos de su país".

Según Zajárova, lo que ocurrió en el juicio de Navalni es un "acto político" y es un error analizarlo fuera del contexto.

Añadió que la presencia de diplomáticos en la audiencia y en las manifestaciones, y otras acciones realizadas en el contexto del juicio de Navalni son "eslabones de la misma cadena y es una injerencia flagrante en los asuntos de un Estado soberano".

Navalni fue detenido el 17 de enero a su regreso de Alemania, donde había permanecido desde finales de agosto de 2020 tras un supuesto envenenamiento con una sustancia de acción neuroparalizante en la ciudad rusa de Tomsk.

El 2 de febrero, el opositor fue condenado a 3,5 años de prisión, incluidos los 10 meses que pasó bajo arresto domiciliario, es decir, si su recurso contra la sentencia no prospera, el opositor se enfrenta a dos años y ocho meses de cárcel.

A Navalni se le imputan los delitos de estafa contra la empresa de productos de belleza Yves Rocher y apropiación ilícita de fondos de la maderera Kirovles. El opositor rechaza todas las acusaciones en su contra y las considera políticamente motivadas.

Después del juicio, en el centro de Moscú tuvieron lugar concentraciones no autorizadas, también hubo protestas no acordadas los días 23 y 31 de enero en un centenar de ciudades rusas.

La oposición, según informó Vólkov el pasado 4 de febrero, decidió aplazar nuevas protestas hasta la primavera y el verano (boreales) ante la contundente respuesta de las fuerzas policiales para reprimir las manifestaciones.

A la vez este 9 de febrero Vólkov anunció un nuevo tipo de protesta "segura" para el 14 de febrero: el opositor llama a los ciudadanos a salir a los patios de sus viviendas por la tarde, permanecer allí durante unos minutos con linternas encendidas y hacer una foto de la acción.

Fuente: Sputnik