Mundo 25-03-2021

Musk, intentando recuperar la confianza de China

Musk prometió que el país asiático se convertiría en el "mayor mercado" de su productor de coches eléctricos a largo plazo, además de alabar los objetivos económicos y climáticos de China que se ha comprometido a reducir drásticamente las emisiones de CO2.

"Tengo mucha confianza en el futuro de Tesla en China. La economía china creo que puede ir extremadamente bien durante la próxima década y se convertirá en la mayor economía del mundo. Y también está comprometida con un futuro energético sostenible", destacó en la entrevista.

Aunque la empresa ha disfrutado de un trato especial por parte de las autoridades chinas en los últimos años, se ha enfrentado a una avalancha de críticas recientemente, escribe CNN. Unos representantes de la firma estadounidense fueron convocados por las autoridades chinas para responder a preguntas sobre la calidad de sus coches fabricados en Shanghái después de varios casos de aceleraciones anormales e incendios de las baterías.

Más tarde, Pekín restringió el uso de automóviles eléctricos por seguridad nacional tras descubrir que los sensores y cámaras de los Tesla pueden registrar y guardar las imágenes de todo lo que les rodea. Por su parte, Musk abordó esas preocupaciones de espionaje asegurando que los coches de su compañía nunca se utilizarían para tales fines.

China representa una quinta parte de los ingresos de Tesla y es su segundo mayor mercado después de Estados Unidos, según una reciente presentación de la empresa. A largo plazo, China "será nuestro mayor mercado, donde fabricaremos el mayor número de vehículos y donde tendremos el mayor número de clientes", anunció Musk en su entrevista.

También habló sobre el ambicioso plan de Pekín para dominar la economía en los próximos cinco años y de sus objetivos climáticos. El presidente chino, Xi Jinping, prometió que el país sería neutro en carbono para el 2060, y el Gobierno ha detallado algunas formas en las que pretende alcanzar ese objetivo, incluyendo la construcción de más centrales nucleares e instalaciones de energía limpia.

"Son objetivos muy agresivos. Y creo que son grandes objetivos. Y me gustaría que más países tuvieran estos objetivos. Estoy muy seguro de que el futuro de China va a ser estupendo", subrayó Musk.

Pese a no hablar el idioma, Musk es uno de los líderes empresariales estadounidenses más populares en China. Tiene unos 1,7 millones de seguidores en Weibo, una destacada plataforma china.

Fuente: Sputnik Noticias