Política 09-11-2018

Nicaragua rechaza intervencionismo de EEUU y UE en América Latina

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, rechazó los actos intervencionistas de los Gobiernos de EE.UU. y la Unión Europea contra los países de América Latina.

En el marco del acto de conmemoración del 42.º aniversario del fallecimiento del fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Carlos Fonseca, el mandatario nicaragüense criticó el jueves las medidas intervencionistas de Estados Unidos con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y, por otra parte, de la Unión Europea (UE) en la región.

El líder sandinista denunció que los pueblos de Nicaragua, Venezuela, Cuba y Bolivia están “librando las mismas batallas, enfrentados siempre a los que por poseer el poderío económico, militar, siguen intentando volver a colonizar a nuestros pueblos, volver a esclavizarnos”.

En esto, alertó que en la región diversos gobiernos se han agrupado bajo la orden imperialista para buscar cómo destruir el proceso de la autodeterminación y soberanía que impulsa la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) en contra de los planteamientos coloniales de Estados Unidos.

En este marco, llamó la atención sobre la quinta columna organizada en la OEA, presidida por el uruguayo Luis Almagro, donde representantes de gobiernos latinoamericanos asignan delegados a nombre de toda la América Latina para intervenir en los países que rechazan los dictados del imperio.

“Asignan delegados a nombre de toda nuestra América para intervenir nuestros países, y se sienten con el derecho de venir agrupados como fuerzas intervencionistas”, recalcó el mandatario nicaragüense.

Ortega advirtió que los países regionales que se sienten con el derecho de venir agrupados como fuerzas intervencionistas para materializar las órdenes imperialistas en la zona, sepan que “si Nicaragua a lo largo de su historia ha resistido y ha logrado expulsar, derrotar a los expansionistas yanquis, si no se le dio la bienvenida a las tropas yanquis en el siglo XIX, tampoco se la damos ahora a los grupos intervencionistas formados en la OEA. No son bienvenidos en Nicaragua”, enfatizó.

Del mismo modo, repudió las intenciones de la UE de querer intervenir en los asuntos internos de los países de América Latina, recordando que “aquellos que traficaron con esclavos, que violaron derechos humanos, que cometieron genocidios” se sienten con el total derecho de dirigirse a los pueblos latinoamericanos “como verdaderos sepulcros blanqueados como ángeles que no le hicieron daño al mundo”.

Tras mostrar su rechazo categórico a toda y cada una de las políticas injerencistas venidas de Washington y Bruselas, el jefe de Estado nicaragüense insistió en la unión de los pueblos de América Latina ante las pretensiones intervencionistas de EE.UU. y Europa al asegurar que “son estos los momentos en los que se necesita la unidad entre nuestros pueblos”.

Por último, Ortega aseguró que los pueblos de la región no pueden aceptar las amenazas de aquellos que se sienten con el derecho de ocupar territorios “asesinando a sangre y fuego”.

El mandatario nicaragüense ha manifestado, en reiteradas ocasiones, su disposición a dialogar con los grupos opositores de este país, quienes, conforme a sus afirmaciones, fueron financiados por el Gobierno de EE.UU. “para traer experiencia de esos otros países donde se han producido golpes”.

HISPANTV