Mundo 04-10-2017

OCDE: Las mujeres aún ganan un 15% menos que los hombres

El organismo critica la persistencia de la brecha salarial de género y subraya que esta lastra el crecimiento de los países.

La brecha salarial de género persiste. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) criticó en un informe publicado el jueves (04.10.2017) que las mujeres sigan ganando un 15% menos que sus compañeros varones.

Las jóvenes del club de países desarrollados acaban sus estudios con mejores notas que sus homólogos masculinos, pero se enfrentan a una discriminación en todas las áreas sociales y económicas que se traduce, entre otras cosas, en importantes diferencias salariales. Según el documento del club de países desarrollados, del cual forman parte 35 países, la disparidad salarial es más grande en la India (52,9%), Turquía (42%) y México (42%), mientras que Finlandia (3 %), Lituania (3,3 %) y Suecia (3,6 %).

De acuerdo con estos datos, la brecha salarial entre hombres y mujeres apenas ha variado en la última década, ello a pesar de la puesta en marcha de políticas de conciliación laboral-familiar, de transparencia en las diferencias salariales o de sistemas de cuotas para aumentar el número de mujeres en puesto de decisión.

El inquebrantable techo de cristal

La desigualdad salarial tiende además a incrementarse con la edad, una tendencia en la que tiene un papel determinante la maternidad. En este sentido, la OCDE recuerda que el llamado techo de cristal sigue sin romperse: el informe señala que cuando las mujeres trabajan, es más probable que lo hagan a tiempo parcial, que avancen menos hacia puestos directivos y que sean objeto de discriminación.

El resultado es que esta forma de discriminación lastra el crecimiento de los países. Según los cálculos del organismo, una reducción del 25% de esta diferencia de género de aquí a 2025 podría añadir un punto al crecimiento previsto del producto interior bruto en la OCDE y casi 2,5 puntos si se redujese a la mitad en ese mismo período. "Claramente queda mucho por hacer”, sentencia el documento.

DW