Mundo 07-06-2017

Océanos en peligro como nunca antes: ONU

Los océanos permiten que la humanidad respire, le dan de comer y de beber, y sin embargo están "amenazados como nunca antes", alertó la ONU en vista de la primera conferencia internacional que les estará dedicada, el próximo 8 de junio.


Antonio Guterres, secretario general de la ONU, lanzó la advertencia en ocasión del Día Mundial del Ambiente y en vista de la reunión destinada a llamar la atención sobre la escasa protección de los océanos, bajo el lema "Our Ocean, Our Future" (nuestro océano, nuestro futuro).


El imputado número uno es el plástico: hay tanto que, según un estudio reciente citado por Guterres, podría incluso superar -por peso- la cantidad de peces para 2050, si no se cambia de rumbo.


Las amenazas a los océanos y la naturaleza que los habita son bien conocidas y confirmadas por estudios científicos. Guterres lo recordó ante presidentes, ministros, diplomáticos y ambientalistas de 200 países.


Los culpables son la contaminación por desechos, la sobrepesca, que además sufre de ilegalidad, la acidificación provocada por el recalentamiento global.


Ese recalentamiento negado por el presidente estadounidense Donald Trump, que hace algunos días hizo salir a Washington del acuerdo de París sobre el clima, pero confirmado por la ciencia, además del ojo de todo aquel que se encuentre frente al emblanquecimiento de las barreras coralinas.


Es preciso entonces dejar de lado las ventajas nacionales a corto plazo para prevenir una catástrofe general a largo plazo, sobre todo porque preservar los océanos implica usarlos en modo sustentable para salvaguardar la vida.


En otras palabras, se trata de poner al fin al egoísmo. Los stocks de peces están cerca del colapso y la suba de los mares se vuelve más amenazante para las localidades costeras.


Llegada la hora de actuar, la conferencia de la ONU quiere dar impulso en particular a la implementación del objetivo 14 de los compromisos de la Agenda 2030 para el desarrollo sustentable. Y al final cada uno indicará su propios compromisos en el "Registry of Commitments".


La Unesco, que también difundió un informe para la ocasión, solicitó a los países que compartan los conocimientos para realizar políticas comunes basadas en la ciencia. Pero sobre todo se quiere apelar a los jóvenes -la mitad de la población mundial tiene menos de 25 años- para salvar los océanos y junto con ellos su futuro.

Ansa Latina