Mundo 28-03-2017

OIT: en los proximos años el mundo necesitará 600 millones de empleos

El director general de la OIT, Guy Ryder, ha enfatizado el mensaje que reitera cuando habla del futuro del trabajo: “El futuro no está escrito de manera definitiva o inalterable por la realidad actual. También depende de nosotros, de las políticas que pongamos en práctica”. El antiguo sindicalista inglés, que ha puesto en marcha un largo y amplio proceso de reflexión en la OIT sobre los cambios que tiene que afrontar el mercado laboral, ha calculado que en los próximos años, el mundo necesitará unos 600 millones de puestos de trabajo.En este momento hay 200 millones de desempleados y cada año se incorporan al mercado de trabajo 40 millones de jóvenes.

En la conferencia sobre 'El futuro del trabajo que queremos' que se realiza en Madrid el máximo representante de la OIT ha dicho que el mercado laboral en el 2017 es muy diferente al que hemos vivido en las décadas pasadas, pues vivimos en una época de rápidas transformaciones que generan desafíos sin precedentes para el mundo del trabajo y su gobernanza. “Las nuevas tecnologías, flujos migratorios, cambio climático, globalización y cambios en las relaciones de trabajo son algunos factores”, señaló.

Asegura Ryder que “la trasformación nos reta y da posibilidades de fomentar el crecimiento económico, creación de empleo y la resolución de problemas sociales”. “Nuestros diálogos hoy sobre el lugar del trabajo en la sociedad, el trabajo decente, la organización del trabajo y su gobernanza son vitales”.

El director de la OIT, considera que «el trabajo está en una encrucijada» porque los efectos de crisis recientes se suman a «situaciones intolerables» como el trabajo infantil y esclavitud.

Sobre España, Ryder ha dicho que “no es ajena a las discusiones sobre el futuro de trabajo”. Y ha admitido que “la economía se ha encaminado hacia una recuperación económica importante, pero el desempleo es importante y hay preocupaciones sobre la calidad del empleo”.

Ryder indicó que 160 Estados miembros de la OIT ya han acogido conferencias como la que este martes se ha celebrado en Madrid, que están estructuradas en cuatro conversaciones: lugar del trabajo en la sociedad, empleo decente para todos, su organización y producción, y su gobernanza.