Salud 13-01-2021

OIT pide protección para el sector de entregas a domilicio

En su informe 'Trabajando desde casa. De la invisibilidad al trabajo decente', esa agencia de la ONU pone de manifiesto que este grupo no posee el mismo grado de protección que los demás, son menos proclives a formar parte de un sindicato o figurar en convenios colectivos.

Ganan en promedio un 13 por ciento menos en el Reino Unido; en Estados Unidos -22, en Sudáfrica -25 y en Argentina, la India y México -50 por ciento.

Asimismo, explica el texto, deben afrontar mayores riesgos en materia de seguridad y salud, y poseen un acceso más restringido a los programas de formación que las personas que no trabajan a domicilio, lo que puede repercutir adversamente en su trayectoria profesional.

Según estimaciones de la OIT, antes de la pandemia existían alrededor de 260 millones de trabajadores a domicilio en todo el mundo, cifra que representa el 7,9 por ciento del empleo global; de ellos el 56 por ciento eran mujeres (147 millones).

Esta categoría incluye a quienes laboran a distancia de forma ininterrumpida, así como a los que ejecutan trabajos no automatizados en el sector de la producción, como tareas de bordado, artesanía o montaje electrónico.

También a los que desempeñan su ocupación a través de plataformas digitales en el sector de la prestación de servicios, por ejemplo, tramitación de reclamaciones de seguros, edición de textos o inscripción de datos a los efectos de formación de sistemas de inteligencia artificial.

Los especialistas calculan que en los primeros meses de la pandemia uno de cada cinco trabajadores realizó su labor a domicilio.

Además, prevén que este grupo continúe aumentando a lo largo de los próximos años, de ahí la acuciante necesidad de volver a abordar las dificultades que afrontan los trabajadores a domicilio y sus empleadores, considera la OIT.

Prensa ICS / Prensa Latina