Política 30-07-2020

ONU: Los abusos y violencia política no se detienen en Libia

Informe de la misión ONU en Libia, refleja que Más de 100 civiles, incluidas mujeres y niños, resultaron muertos en combates terrestres, explosiones de municiones abandonadas y ataques aéreos en Libia entre abril y junio de 2020, lo cual supone un aumento del 65 por ciento con respecto al trimestre anterior.

Asimismo, el documento refiere que fueron más de 250 civiles los que resultaron heridos durante el período y ello es un aumento del 276 por ciento en comparación con los números de enero a marzo. “La mayoría de las víctimas están registradas en la región occidental de Libia, la cual ha sido escenario de enfrentamientos entre las milicias del general opositor asentado en el oeste, Khalifa Haftar, y las fuerzas del Gobierno respaldado por la ONU en la capital, Trípoli”.

Libia, se sumió en el caos cuando los EE.UU. de Barack Obama y la OTAN desataron intensos bombardeos en 2011 en apoyo a un sector rebelde, lo cual terminó en el derrocamiento y asesinato del líder libio Moammar Gadhafi.

Desde entonces, el país, convertido en un Estado fallido, ha estado dividido entre administraciones rivales basificadas en el este y el oeste, cada una respaldada por grupos armados y Gobiernos extranjeros. Desde abril de 2019, las fuerzas de Haftar, han lanzado ataques contra la capital, Trípoli, y otras partes del noroeste de Libia, lo cual ha provocado miles de muertes de civiles.

A pesar de las conversaciones que se han llevado a cabo reiteradas veces en Ginebra, como impulso internacional por la paz del país norafricano rico en petróleo, no ha cesado la violencia política.

Sin embargo, a principios de enero, los presidentes ruso y turco, Vladmir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente lograron un acuerdo de tregua entre el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), reconocido por la ONU, y el autodenominado Ejército Nacional Libio (LNA), liderado por el comandante Khalifa Haftar, quien estableció un asedio a Trípoli en abril del pasado año.

Por otra parte, en 2011 se impuso un embargo internacional de armas contra Libia, acuerdo que se ha roto con evidencia de una creciente interferencia extranjera en forma de armas y combatientes hasta la fecha actual.

Actualmente hace una semana, el Congreso del vecino Egipto aprobó el envío de tropas a Libia, luego de que el Parlamento de Tobruk solicitara la intervención del país árabe en el conflicto. Ello implicaría la definitiva internacionalización de la guerra.

Prensa: ICS/ Fuente: TeleSUR/ ONU