Salud 23-01-2020

Pacífico, sacudido por sarampión y dengue, en alerta por coronavirus

Varios países del Pacífico, víctimas de las epidemias de sarampión y dengue, aumentaron la vigilancia de sus fronteras en un esfuerzo por evitar cualquier caso de coronavirus, anunció hoy Radio Nueva Zelanda.

Nueva Caledonia instaló cámaras térmicas en el aeropuerto, mientras el Gobierno de Fiji informó que médicos vigilarán todos los vuelos entrantes desde China.

Países sacudidos por el brote de sarampión el año pasado, como Palau, Samoa y Samoa Americana alegaron que continuarán las restricciones fronterizas impuestas durante el brote de sarampión. Además el Gobierno de Samoa, donde murieron 83 personas, sostuvo que el Ministerio de Salud tiene un plan para determinar la eventual llegada del coronavirus detectado en China, aunque no reveló detalles.

En Papúa Nueva Guinea la ministra de Salud, Jelta Wong, dijo que el país se prepara lo mejor posible para contener la amenaza y también evaluarán a los viajeros que ingresen a las fronteras.

'Lo que vamos a hacer es establecer una sala de cuarentena en el aeropuerto internacional, y cualquier pasajero de China o de países asiáticos que tosa o esté enfermo será enviado directamente allí, y revisado minuciosamente antes de que sean permitido en el país', expresó Wong.

Mientras, Islas Marshall, donde el brote de dengue entró en su sexto mes, a pesar las operaciones de fumigación masiva y las campañas de sensibilización, impuso restricciones fronterizas para evitar agravar la situación del país con otra enfermedad.

El coronavirus nombrado 2019-nCoV se expandió con celeridad en la ciudad china de Wuhan, donde actualmente hay 620 contagiados y 17 personas fallecidas.

PRENSA LATINA