Política 13-11-2018

Panamá: Los candidatos a la Presidencia se sumaron al Pacto Ético Electoral

Cuatro de cinco candidatos presidenciales firmaron el documento del que pretende promover un torneo electoral en medio de un clima político pacífico. El Comité Ecuménico de Panamá será el garante

Los partidos políticos y sus candidatos presidenciales se comprometieron a desarrollar una campaña electoral sin violencia y vigilar la legítima y lícita procedencia de los fondos o donaciones.

Lo anterior es parte del Pacto Ético Electoral que fue firmado por las autoridades electorales, los líderes eclesiásticos, políticos, empresarios, medios de comunicación y la sociedad civil.

Este Pacto Ético Electoral fue firmado por cuatro de los cinco candidatos presidenciales: Rómulo Roux, Laurentino Cortizo, José Isabel Blandón y José Domingo Arias. El candidato del Frente Amplio por la Democracia (FAD), Saúl Méndez, no suscribió el documento porque se ‘resiste a ser cómplice de esta nueva patraña y a sembrar falsas ilusiones en el pueblo'.

Cinco de los seis partidos políticos legalmente constituidos firmaron el pacto Ético Electoral. El FAD no firmó el documento en el acto que tuvo como testigo a los expresidentes Mireya Moscoso y Martín Torrijos.

El Comité Ecuménico de Panamá será el depositario, promotor y vigilante del cumplimiento del acuerdo, que se promueve desde 1993.

Los candidatos y sus partidos políticos se comprometieron a contribuir con la transparencia del proceso electoral desde la convocatoria hasta la proclamación expedita y fidedigna de sus resultados, conforme a la voluntad del pueblo panameño.

Además, a rechazar la violencia, las campañas sucias, los mecanismos intimidatorios o represivos y cualquier manifestación de hostilidad que atente contra el libre y responsable ejercicio de los derechos y deberes políticos.

Otro de los compromisos de los candidatos es vigilar la legítima y lícita procedencia de los fondos o donaciones de personas naturales o jurídicas en beneficio de los partidos políticos, así como de los candidatos, para evitar el clientelismo, y que las donaciones y gastos realizados no rebasen el tope legal permitido y sean de acceso público, mediante su publicación en la web del Tribunal Electoral y de los medios de comunicación impresos, radiales, televisivos e Internet, preferiblemente antes de las elecciones y a más tardar quince días después de ellas.

Los candidatos presidenciales se comprometieron a evitar actos de clientelismo o de compra de voto a través de la entrega de dineros o bienes de cualquier especie, promesa de nombramiento a cargo público o cualquier otro beneficio particular que desvirtúe el acto.

Los medios de comunicación y diferentes gremios periodísticos firmaron el documento comprometiéndose a cumplir con un clima electoral ético, confiable, seguro y transparente en el que impere el más estricto respeto a la dignidad de las personas.

Entre los puntos que firman los medios de comunicación están extremar el rigor del trabajo periodístico, incluyendo la aplicación de estándares profesionales en la verificación de la información antes de su publicación, para evitar la lesión del derecho al honor de las personas.

Cubrir el proceso electoral de forma imparcial contribuyendo al clima de paz que debe prevalecer en él y al respeto mutuo entre candidatos y entre adversarios políticos. Difundir la propuesta de cada partido político y de los candidatos partidarios y por la libre postulación.

En el Pacto Ético se exhorta al Tribunal Electoral a ser responsable de la organización y realización de los procesos electorales y la verificación de la corrección de los resultados, conjuntamente con los juzgados electorales y penales electorales.

El Tribunal Electoral debe proceder con absoluta objetividad, imparcialidad, probidad y eficiencia en todas las etapas del proceso electoral, garantizando el principio del debido proceso. A la Fiscalía Electoral, investigar con total dependencia y eficiencia, en la etapa procesal que corresponda, y con apego a la Constitución y la Ley, todos los actos que atenten contra la paz y la transparencia de las elecciones, para mantener la confianza en el proceso electoral.

Al Gobierno Nacional se le pide no utilizar, directa, indirecta o de manera velada, los recursos estatales a su disposición, a favor de un candidato o de un partido político, tal como lo consignan el Código Electoral y las normas que lo desarrollan.

Piden al Gobierno respetar la autonomía del TE y de la Fiscalía Electoral, en el orden financiero, jurisdiccional e institucional, así como asignar los recursos necesarios.

LA ESTRELLA DE PANAMÁ