Economía 15-10-2019

Pérdidas económicas en Haití sobrepasan los 50 mdd según expertos

El economista y exgobernador del Banco Central de Haití Fritz Alphonse Jean advirtió este martes sobre las cuantiosas pérdidas económicas que han traído a este país caribeño la suspensión de actividades de la aduana y Dirección General de Impuestos (DGI), entre otros organismos administrados por el Estado haitiano.

"La DGI recauda mensualmente entre 38 y 43 millones de dólares, mientras que los ingresos de la aduana en el mismo lapso se sitúan entre los cuatro mil y entre 43 y 54 millones de dólares", capital que, alegó, se ha fugado por la paralización de actividades de estos entes.

Asimismo, Fritz Alphonse Jean informó que tras la oleada de protestas contra la administración del presidente de Haití, Jovenel Moise, se ha vigorizado un repunte de enormes pérdidas acumuladas en términos de recolección de impuestos e ingresos aduaneros en todo el país.

El economista haitiano destacó que el Gobierno no ha logrado frenar el descontento popular por lo que se vislumbra un recrudecimiento en la fuga de capitales por la inactividad de los organismos del Estado.

"El Estado no ha podido garantizar el funcionamiento normal de la administración pública tanto las aduanas como el cobro de impuestos, y son infructuosos sus intentos de garantizar un clima de paz, por lo que la situación está llevando a la economía al borde del colapso, y puede empeorar si no se toman medidas urgentes", aseveró el economista.

En este mismo contexto, el también economista Richard Sérant afirmó que la crisis económica que enfrenta Haití en estos momentos vendrá por aumentar las tasas de inflación y los precios de los productos del mercado interno de esa nación.

"Solo entre el 7 y el 18 de febrero, la pérdida estimada es de unos 50 millones de dólares, por esos conceptos, y existe una disminución de los beneficios de las empresas, que tendrán que pagar impuestos sobre el volumen de sus negocio", apuntó.

Fenómenos económicos que, según anunció Sérant, generarán además "un declive en la industria turística y un desinterés por parte de la diáspora haitiana".

Los manifestantes en Haití consideran a Mosie incapaz de resolver los problemas de esa nación y acusan a su Gobierno por la corrupción.