Política 07-04-2021

Planes de Turquía causan preocupación

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó que Ankara tiene intención de seguir siendo miembro de la Convención de Montreux sobre el paso por los estrechos del Bósforo y los Dardanelos, después de que la semana pasada más que 100 almirantes retirados del país expresaran su preocupación por la posible salida del país del acuerdo internacional.

Las conversaciones al respecto se producen también en medio de las discusiones de los planes de las autoridades turcas para construir un nuevo canal entre el mar Negro y el mar de Mármara.

¿Qué es la Convención de Montreux?

La Convención de Montreux fue firmada en esa ciudad suiza en 1936 por Turquía, la Unión Soviética, el Reino Unido, Bulgaria, Francia, Grecia, Japón, Rumania y Yugoslavia. Este acuerdo internacional le proporciona a Turquía el control sobre los estrechos del Bósforo y los Dardanelos que conectan los mares Negro y Mediterráneo. De acuerdo con el pacto, los buques civiles de otros países gozan de total libertad de navegación en la zona en tiempos de paz.

Asimismo, el acuerdo regula el tránsito de buques de guerra a través de dichos estrechos y establece una serie de restricciones para este tipo de navíos. De esta manera, el peso de los buques militares de países no ribereños del mar Negro, como EE.UU., por ejemplo, debe ser menor de 15.000 toneladas, mientras que el número de estos buques no puede superar 9 a la vez con un peso conjunto de no más de 30.000 toneladas. Por último, estas naves pueden permanecer en los estrechos durante un máximo de 21 días.

Entre otras disposiciones, el documento le otorga el derecho a Turquía de cerrar el paso a cualquier buque militar durante una guerra o en caso de una amenaza de agresión contra Ankara.

Planes para un nuevo canal

La actual disputa se registra después de que el portavoz del Parlamento turco, Mustafa Sentop, concediera una entrevista a HaberTurk el pasado 24 de marzo, en la que fue preguntado sobre la posibilidad de que Erdogan afirmara algún día que no reconoce la Convención de Montreux y la abandona. "Tiene la autoridad para hacerlo. Pero hay una diferencia entre lo posible y lo probable", respondió.

Mientras tanto, el Gobierno de Turquía aprobó el pasado mes de marzo el plan del mandatario para crear un nuevo canal, el Canal de Estambul, como alternativa a los estrechos del Bósforo y los Dardanelos, que tendría una longitud de 45 kilómetros. Según estimaciones, el proyecto costaría 9.200 millones de dólares.

Respecto a este canal, el mandatario turco declaró el pasado enero que la Convención de Montreux no se aplicará a su funcionamiento. "No se preocupen por esto. [La Convención de] Montreux solo vincula los estrechos [del Bósforo y los Dardanelos]. Esto [el Canal de Estambul] está completamente fuera de [la Convención de] Montreux", dijo.

Declaración de almirantes

Los planes para la construcción del nuevo canal provocaron preocupaciones de que Erdogan planea abandonar la Convención de Montreux. En ese contexto, un gran grupo de almirantes retirados turcos emitieron un comunicado en el que alentaron a evitar las declaraciones que puedan convertir el acuerdo en objeto de discusiones. "El hecho de que la retirada de la Convención de Montreux se abrió al debate como parte de las negociaciones sobre el Canal de Estambul y la autoridad de salir de los tratados internacionales fueron recibidos con preocupación", reza la declaración, que fue firmada por 103 exmilitares, recoge AP.

A continuación, 10 almirantes retirados, que expresaron su apoyo a la declaración, fueron detenidos este lunes. La agencia Anadolu informó que fueron arrestados en el marco de una investigación, iniciada el pasado domingo, en cuyo marco las autoridades tratan de determinar si los exmilitares alcanzaron "un acuerdo con el objetivo de cometer un crimen contra la seguridad del Estado y del orden constitucional".

Respuesta de Erdogan

A su vez, Erdogan destacó este lunes que las declaraciones de los exmilitares no son aceptables. "No es bajo ningunas circunstancias aceptable para […] almirantes retirados hacer tal intento en medio de la noche en un país cuya historia está llena de golpes de Estado y memorandos", dijo.

"La libertad de expresión no puede incluir frases que amenazan a una administración elegida con un golpe de Estado", indicó, agregando que "la manera en que los problemas que podrían resolverse a través de la ley y democracia, se convierten en una excusa para declaraciones que insinúan un golpe de Estado y constituyen una clara amenaza para la Constitución".

Además, el presidente turco reiteró que Ankara no planea retirarse del mencionado pacto. "No tenemos ni planes actuales ni intención respecto a abandonar la Convención de Montreux. Pero si la necesidad surge en el futuro, no vacilaremos en revisar cualquier convención para garantizar que nuestro país reciba un mejor trato", aclaró.

Erdogan enfatizó que los intentos de vincular el tratado con el proyecto del Canal de Estambul son fundamentalmente un error. "Mientras alivia su carga pesada marítima en [el estrecho del] Bósforo gracias al Canal de Estambul, Turquía también obtendrá una alternativa bajo su plena soberanía fuera de las limitaciones de [la Convención de] Montreux. Esto es [una parte de] de nuestra lucha por la soberanía", destacó.

Fuente: RT Noticias