Economía 01-10-2018

Por la inflación, se adelanta la revisión de paritarias y el Gobierno no pone techo

En la Rosada admiten que los aumentos quedaron desfasados con los precios. Y aseguran que respetarán lo que acuerde cada sector.

La crisis cambiaria con una devaluación del peso que ya superó el 100% y su traslado a la inflación aceleró la renegociación de las paritarias, con el adelanto de las revisiones previstas para los próximos meses y ya sin una pauta estricta por parte del Gobierno, como venía sucediendo en la primera parte del año. A la pérdida de poder adquisitivo ya consumada se agregarán los meses duros por delante, en palabras del propio Mauricio Macri, con el agregado de la restricción de la base monetaria, estimaciones de enfriamiento de la actividad y nueva caída de la capacidad de compra de los asalariados. La Casa Rosada promoverá una recomposición sin fijar límites concretos y antes del tiempo pautado originalmente, si hay acuerdo entre empresarios y gremios.

El Gobierno relativizó que impulsara las renegociaciones de paritarias sin techo ante la prioridad de intentar contener la inflación, aunque fuentes oficiales aseguraron que en esta etapa no habrá pauta sino que dependerá de las necesidades y posibilidades de cada rubro. “No es con techo o sin techo, no hay una perspectiva clara de dónde está el equilibrio. Porque todavía estamos en medio de la turbulencia y porque la situación y los acuerdos de cada sector son distintos”, dijo a Clarín uno de los funcionarios que monitorea las conversaciones que se aceleraron en los últimos días.

En la Casa Rosada habían fijado a principio de año una pauta de 15%, en línea con la estimación inicial de la inflación para todo 2018. La posterior corrección, también con porcentaje definido, llegó con un decreto de Macri en los primeros días de junio para avalar las negociaciones y homologar con rapidez un 5% extra a los convenios ya firmados. Dos semanas más tarde Camioneros cerró su paritaria en 25%, el entonces ministro Jorge Triaca homologó el acuerdo y esa cifra quedó como marco de referencia.

“Ahora cada uno de los sectores está renegociando adelantos de las revisiones o agregar alguna cosa para llegar a lo que necesitan para recomponer”, avalaron en el ministerio de Producción y Trabajo a cargo de Dante Sica y con Triaca -ahora como Secretario- encima de las negociaciones. Algunos casos:

- Comercio tenía prevista la revisión para enero, ya sumó un 10% al 15% acordado en un su momento y pidió retomar las conversaciones en noviembre para nuevas correcciones.

- Sanidad incrementó un 15% en tres tramos al 20% que había firmado y con una cláusula gatillo para enero de 2019 en caso de que la inflación supere el 35%.

- UTEDyC adelantó la revisión que caía en noviembre y agregó 15% en dos cuotas al 15% de principio de año.

- Bancarios activó la revisión automática por evolución de precios y la mayoría de los sindicatos con espalda para negociar aceleraron los reclamos. Tanto cambió el escenario el cimbronazo de la crisis que algunas paritarias terminarán con más de una revisión al acuerdo paritario.

“Tenemos que trabajar todos para recomponer el poder adquisitivo del salario. Nuestra tarea es estar con los sectores a los que más les cuesta”, dijo Triaca a radio Mitre, y volvió a relativizar una convocatoria formal a los gremios nucleados en la CGT: “Hay varios sindicatos que ya se acercaron”. Otra vez la estrategia oficial se inclinó por avanzar con conversaciones por sectores.

“No es lo mismo un gremio que firmó en junio que otro que acordó hace nueve meses. Y después está lo que pueda pagar cada sector. Si se van de pista con los pedidos no pueden sostener lo que tienen en términos de empleo”, abundaron en el Gobierno sobre la ausencia de pauta aunque con cierta moderación para que no se disparen los reclamos. La Casa Rosada enfrenta el dilema de frenar la inflación y a la vez contener la pérdida de poder adquisitivo y no descuidar la “economía real” de acuerdo con la mirada del ala política, como contó Clarín.

Clarín