Mundo 06-01-2021

Portugal abre año con elecciones y al frente de la UE

Durante los próximos seis meses, la nación ibérica tendrá entre sus prioridades la implantación del paquete de ayuda económica aprobado a fines de 2020 para superar los efectos devastadores de la pandemia, y la futura relación del bloque regional con el Reino Unido tras la firma de un acuerdo posBrexit en diciembre pasado.

Ese escenario regional rodea a las elecciones que tendrán lugar el día 24 de este mes y en las que el actual presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, pudiera ser reelecto al contar hoy con el 60 por ciento de apoyo popular, según las encuestas.

Sin embargo, su campaña se vio interrumpida al resultar positivo a la Covid-19 uno de sus asesores, de acuerdo con un comunicado de la Presidencia.

En esta nación fue detectada días atrás la nueva cepa del virus, descubierta en Reino Unido e introducida en el país por viajeros procedentes de esa nación.

De ahí que otro de los puntos de la agenda portuguesa al frente del mecanismo regional sea la campaña de vacunación europea contra la enfermedad.

Durante los próximos seis meses Portugal estará al frente de la UE (…) Es hora de actuar: por una recuperación justa, verde y digital, comentó el primer ministro Antonio Costa en su cuenta en la red social Twitter.

La frase sirve como lema a la nación ibérica, cuyo Gobierno también anunció la intención de reforzar la 'autonomía estratégica de una UE abierta al mundo'.

En su primer mensaje oficial tras asumir la presidencia del bloque comunitario Costa expresó que 'es hora de actuar juntos como una comunidad de valores y prosperidad compartida'.

Como herencia, Portugal recibe de Alemania la aprobación del paquete de recuperación posCovid-19 ascendente a 750 mil millones de euros, pero su mandato deberá lograr el concenso de los 27 sobre acciones efectivas para contener los rebrotes de la enfermedad.

Bajo la égida de Portugal, la totalidad de los países de la UE implementan las campañas de inmunización, cuestionadas en algunos Estados debido al orden de prioridad establecido para recibir el fármaco.

Pero también deberá implementar el acuerdo alcanzado bajo la presidencia de Alemania, relativo a la reducción de emisiones de dióxido de carbono hasta 2030.

Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia se muestran reticentes al pacto por su elevada dependencia de los combustibles fósiles y el carbón.

Sobre la relación del bloque comunitario con la nueva presidencia de Estados Unidos y otros temas de política exterior, el Gobierno portugués no ha emitido muchas declaraciones, según medios de prensa locales, los cuales centran las preocupaciones inmediatas de Lisboa en las elecciones presidenciales y en los retos regionales inmediatos.

Prensa ICS