Mundo 23-08-2017

Portugal funciona durante cuatro días solo con energías renovables

Es la primera vez que un país desarrollado está tanto tiempo usando sólo la fuerza del viento, del agua y del sol para nutrir a toda la red eléctrica. Reino Unido y Alemania han hecho intentos parecidos, pero únicamente lograron abastecerse durante unas horas.

El año pasado, el 74,7% de la producción energética nacional proviene de las energías no fósiles, principalmente del agua (44,1%) del total, seguida del viento (25,6%) y de la biomasa (4%), por primera vez, la producción solar rebasó el 1% del total, según los datos de la Asociación de Energías Renovables Portuguesa.

La energía hídrica es actualmente la más abundante, aunque irá a menos, ya que son instalaciones viejas y con un potencial ya explotado. El futuro es para la eólica, una tecnología que ha mejorado mucho estos últimos años, actualmente es la más barata cuando se considera un nuevo proyecto de generación eléctrica.

Según la empresa estatal EDP la energía eólica es más barata incluso que otras convencionales, como el gas natural o el carbón. El futuro también es para la solar, aunque los costes de inversión de solar son mayores ya que no puede funcionar 24h al día, aunque la gran mejora de la eficiencia de la placas permitirá su instalación masiva en los próximos años.

Actualmente, y hablando de dinero, al ciudadano no le beneficia si la electricidad procede de la compra de carbón o petróleo o de la naturaleza. La factura eléctrica del portugués es, después de la del alemán, la más cara de Europa, con una carga fiscal del 42%, solo superior a la que tienen daneses y alemanes, según datos de Eurostat. El problema es si comparamos la capacidad de compra de un portugués respecto a un danes o alemán.

Aparte de las innumerables ventajas ecológicas, las renovables asientan la población rural. Generalmente, las instalaciones suelen construirse en zonas rurales, donde hay mayores recursos eólicos o hídricos. Este hecho mejora las economías rurales con la creación de puestos de trabajo, mejora de infraestructuras y un aumento de recaudación fiscal.

EDPR, es el principal generador nacional de energía, desarrolla parques eólicos desde 1996, tiene su sede europea en Madrid, y otra oficina en Houston para administrar sus activos en Estados Unidos y Canadá. Tiene licencias para desarrollar parques eólicos offshore en Brasil y Portugal.

El cambio de la producción energética en Portugal ha sido muy profundo en los últimos 40 años. En 1980 era uno de los países europeos energéticamente más contaminante, exactamente el 27º de 30 países, según el estudio realizado por Europe Diry 30, por culpa de la central termoeléctrica de Sines. Pero ya en el año 2004, Portugal había conseguido que casi el 20% de su consumo fuera energía renovable, mientras que en España apenas era del 8%.

El vigilante europeo KeepOnTrack recuerda que Portugal ha perdido fuelle en los dos últimos años en su programa de sustitución de las energías fósiles y que, de seguir así, no cumplirá con el objetivo de la directiva europea para que en 2020 el 31% de su consumo energético proceda de fuentes no fósiles.

El primer parque eólico marino de la Península Ibérica ya es una realidad pero frente al litoral de Viana do Castelo, en territorio portugués, a solo 60 kilómetros de la frontera con Galicia. Es la nueva y decidida apuesta del país vecino por las energías renovables, un terreno en el que Portugal nos saca una gran ventaja, pese a que España es toda una potencia mundial en lo que a energía eólica -terrestre- se refiere.

En el caso de la energía eólica marina, la paradoja española es total. En nuestro país no hay parques eólicos «offshore», solo algunos prototipos experimentales. Y sin embargo nuestras empresas son punteras a nivel mundial también en esta tecnología. A la red española no entra un solo Megavatio desde el mar cuando en Reino Unido Iberdrola inauguró varios parques, como el de West off Duddon Sands (389 MW), tiene en construcción en Alemania y adjudicado (otra vez en Reino Unido) el East Anglia One (714 MW), el mayor proyecto español de la historia en el sector de las renovables. Además de Iberdrola, empresas como Ormazabal o Gamesa, son igualmente referentes.

Energia 16