Economía 15-11-2018

Putin descarta que las sanciones afecten la cooperación Rusia-ASEAN

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, excluyó que las restricciones unilaterales que imponen algunos países frenen la cooperación con los Estados de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

"Esto no puede detener ni el avance tecnológico ni económico, por eso nuestra cooperación continuará", dijo el mandatario ruso en una rueda de prensa.

Putin concluye este 15 de noviembre su visita a Singapur, adonde llegó el martes para asistir a la cumbre de la ASEAN y sostener una serie de reuniones bilaterales.

"El 25% de nuestro intercambio comercial corresponde a los países asiáticos", señaló el presidente ruso.

El comercio, agregó, creció el año pasado un 27% y llegó aproximadamente a los 2.000 millones de dólares.

Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes avaló esta opción.

Ese mismo año, la UE, Estados Unidos y varios países de su órbita impusieron sanciones a Rusia por su supuesto papel en la crisis interna ucraniana, algo que Moscú rechaza rotundamente.

Además Washington ha esgrimido distintos argumentos para aprobar varios paquetes de restricciones, en particular contra las compañías energéticas y del sector de la defensa de Rusia.

Moscú cataloga estas limitaciones estadounidenses como competencia desleal por los mercados.

Foro Económico de Davos

La ausencia en el foro de Davos no repercutirá en el prestigio de Rusia como parte de la economía global, aseguró Putin.

"Seguro que no afectará el prestigio de Rusia en la economía global", dijo al contestar a la pregunta correspondiente.

El prestigio de un país como parte de la economía global, para Putin, "depende en primer término de la capacidad y la estructura de su economía, los resultados que muestra desde el punto de vista de la presencia de las tecnologías, el crecimiento del PIB, los indicadores macroeconómicos, es decir un nivel bajo de la inflación, una deuda externa pequeña, la ausencia de déficit presupuesto o, mejor aún, un superávit como el que hay ahora".

Las plataformas como el Foro de Davos son útiles, pero deberían promover el debate al margen de la política, recalcó el presidente ruso, quien recordó que había asistido prácticamente a todas las ediciones del foro mientras ejerció como vicegobernador de San Petersburgo.

"El objetivo de estas plataformas en general, de estos encuentros y debates, libres e imparciales, es precisamente acercar a las personas al margen de toda restricción política", aseveró.

Por tanto, si estos eventos restringen la participación, "trabajan en contra de sí mismos y destruyen los cimientos de su actividad", advirtió Putin, en referencia al veto del Foro de Davos a la asistencia de varios empresarios rusos a su próxima edición, que se celebrará del 22 al 25 de enero de 2019.

Al mismo tiempo, el presidente aseguró que el resto de los empresarios rusos tendrán libertad para decidir si acuden o no a la cita en la ciudad suiza.

"En cuanto a la presencia rusa, cada cual tiene derecho (…) nuestra gente es libre de decidir si participan o no", concluyó el mandatario.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, declaró esta semana que Rusia podría boicotear el Foro de Davos si empresarios rusos de renombre no son invitados.

El jefe del Gobierno ruso hizo estas declaraciones después de que el periódico británico Financial Times afirmara que importantes empresarios rusos como Oleg Deripaska, Víctor Vekselberg y Andréi Kostin no serían invitados al evento debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos en abril.

Precio de petróleo

Asimismo, Putin aseguró que el precio de 70 dólares por barril que se registra en la actualidad le parece adecuado a Rusia.

"El precio debe ser óptimo tanto para los productores como para los consumidores, lo que tenemos ahora, lo que ha habido hace muy poco, el precio de unos 70 dólares, nos conviene totalmente", dijo.

Agregó que los gastos del presupuesto ruso de este año se calcularon sobre un precio estimado de 40 dólares por barril.

Putin subrayó a la vez que los expertos coinciden en que el precio actual podría registrar pequeñas fluctuaciones hacia el alza y hacia la baja.

"Creo que le precio actual no es muy estable y podría subir", señaló.

Putin dijo además que no quiere tomar postura sobre la posible limitación de la extracción del crudo para estabilizar los precios.

"Aquí hay que tener mucho cuidado, cada palabra cuenta y tiene un impacto sobre los ingresos del presupuesto", recalcó.

Sin embargo estimó que "es evidente" que los países petroleros deben cooperar.

"El formato OPEP+ dio resultados positivos, lo muestra la situación en el mercado", manifestó.

El líder ruso reveló también que abordó los precios del petróleo en su reciente encuentro con el presidente de EEUU, Donald Trump, en París.

SPUTNIK