Mundo 17-10-2018

Putin y Al-Sisi optan por determinar el estatus de Al-Quds

Los presidentes de Rusia y de Egipto abogan por el pronto reinicio del diálogo palestino-israelí para resolver el estatus de la ciudad palestina de Al-Quds.

Moscú y El Cairo “se pronuncian por la pronta reanudación del diálogo directo entre las partes sobre todos los litigios, incluido el estatus de Jerusalén (Al-Quds)”, ha indicado este miércoles Vladímir Putin tras una reunión con su homólogo egipcio, Abdel Fatah al-Sisi.

El mandatario ruso, que ha recibido al presidente egipcio en la ciudad rusa de Sochi, ha instado a israelíes y palestinos a organizar negociaciones para lograr la paz.

“Hemos hablado sobre el proceso de paz israelí-palestino”, que debería encontrar una solución justa que respete las fronteras de 1967 y las resoluciones de la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU), ha afirmado por su parte Al-Sisi.

Además de la cuestión palestina, los dos líderes han abordado los nexos comerciales entre sus países y la situación de Estados como Siria y Libia.

En lo que respecta a la situación de Siria, el jefe de Estado ruso ha dicho haber hablado con Al-Sisi sobre los pasos que Rusia pretende dar para lograr un acuerdo en Siria. Putin ha explicado que su país está observando con atención lo que sucede en la provincia de Idlib, que aún alberga a gran número de terroristas y grupos armados que deberían ser trasladados a otros lugares, y ha comunicado que Turquía está al corriente de la postura rusa.

“Esperamos soluciones que preserven la unidad de Siria (…) y la unificación de la institución militar libia”, ha dicho por su parte Al-Sisi, que ha subrayado que todos los Estados deben inhibir los movimientos de terroristas que se infiltran en territorios devastados por la guerra.

Respecto a Libia, el jefe de Estado ruso ha prometido que su país hará todo lo posible por restablecer la estabilidad en el país africano.

Además, los presidentes de Rusia y Egipto han firmado un tratado de cooperación estratégica que marcará, según adelantó el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, una “nueva fase” en las relaciones bilaterales, que a su juicio ya son “especiales y privilegiadas”.

HISPANTV