Mundo 31-03-2021

¿Qué amenazas enfrenta nuestro planeta?

El mundo está enfrentando hoy un conjunto de amenazas sin precedentes. La situación actual, agravada por la pandemia de coronavirus, está generando una sensación de privación e injusticia en muchas personas, provocando desconfianza respecto a las autoridades y fortaleciendo a los actores no estatales, advierte el analista ruso Nikolái Plótnikov.

Los actores no estatales, principalmente las organizaciones terroristas, están intensificando sus actividades. Su aparición es el resultado de la destrucción del Estado, señala el también doctor en ciencias políticas.

Según el analista, las organizaciones terroristas modernas ya no son pequeños grupos de personas mal armadas. Son estructuras bien organizadas con amplias conexiones e ingresos multimillonarios. Buscan constantemente nuevas formas, métodos y técnicas que les permitan realizar ataques a gran escala que provoquen resonancia.

El ISIS (proscrito en Rusia u otros países) se está adaptando a las nuevas condiciones tras sus derrotas en Oriente Medio y está trasladando sus esfuerzos a otros países, abarcando una vasta región desde África hasta Asia.

Otros actores no estatales, según Plótnikov, también contribuyen a destruir la gobernabilidad: grupos tribales y étnicos, así como grupos organizados implicados en el tráfico de drogas, armas y personas.Otros actores no estatales, según Plótnikov, también contribuyen a destruir la gobernabilidad: grupos tribales y étnicos, así como grupos organizados implicados en el tráfico de drogas, armas y personas.

Al mismo tiempo, la amenaza también la representan las estructuras como las fundaciones Soros, Rothschild y Rockefeller, el imperio empresarial de Bill Gates y redes sociales como Twitter, Facebook y YouTube, que pueden influir en los procesos globales, opina.

En el ámbito energético, hay escasez de recursos y una creciente vulnerabilidad de las rutas de suministro de hidrocarburos desde los países productores a los consumidores, señala el autor del artículo.

Según diversas estimaciones basadas en el nivel actual de consumo, las reservas de petróleo solo serán suficientes para los próximos 45 o 50 años, mientras que el carbón y el gas natural, para 60 o 70 años.

La sobreexplotación de los recursos naturales está generando una enorme escasez. Aproximadamente la mitad de los bosques que antes cubrían la Tierra fueron talados, dice Plótnikov.

El aumento de la deforestación está provocando un incremento anual de las emisiones de gases de efecto invernadero de entre un 12 y un 17%. Según la OMS, 9 de cada 10 personas en el mundo respiran aire con altos niveles de contaminantes y 7 millones de personas mueren anualmente a causa del aire contaminado.

Además, existe la amenaza de que en los próximos 100 años, la Tierra se quede sin fósforo.

Hay también una creciente escasez de agua potable en todo el mundo. Una de cada cuatro de las 500 ciudades más grandes del mundo sufre "estrés hídrico".

La lucha por los recursos provoca cambios de esferas de influencia y guerras. En los últimos 60 años, el 40% de las guerras civiles se han librado por los recursos, advierte el analista.

Fuente: Sputnik Noticias