Política 11-11-2020

​Riad soborna a Biden para silenciarlo ante sus crímenes

El artículo “Arabia Saudí soborna a Biden” publicado este miércoles por el diario libanés Al-Akhbar asevera que el príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman, teme que la llegada a la Casa Blanca de un presidente del “lado completamente inseguro”, es decir Biden, afecte su plan de ascender al trono tras las amenazas del mandatario demócrata con modificar las reglas del juego con el reino.

Biden prometió durante la campaña presidencial que “volvería a examinar” las relaciones con Arabia Saudí. “En la Administración de Joe Biden-Kamala Harris, reevaluaremos nuestra relación con el reino saudí, pondremos fin al apoyo de Estados Unidos a la guerra de Arabia Saudí contra Yemen y nos aseguraremos de que EE.UU. no olvide sus principios a la hora de vender armas o comprar petróleo”, aseveró Biden el 1 de octubre.

Ante tal panorama, Riad quiere adelantarse a Biden con un paso conciliador, al encaminarse, una vez más, a anunciar el cese de las operaciones militares en Yemen.

De acuerdo con el informe, Riad quiere adelantarse a cualquier desarrollo de este tipo con medidas cautelares que atiendan las preocupaciones de la nueva administración, y tratar de silenciarlo, incluso con un truco.

En el contexto del continuo engaño y evasión de Riad, este país árabe, sin embargo, no considera frenar en su paso el bloqueo terrestre, marítimo y aéreo impuesto a Yemen, y la expansión de las fuerzas de ocupación saudí-emiratíes en parte del territorio yemení.

El príncipe heredero saudí, que lleva las riendas del poder en el país árabe, sostenía un estrecho lazo con el presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, y con su yerno y consejero Jared Kushner, y desempeñó un papel clave en algunos planes proisraelíes de Washington en la región.

Tras unas tensas relaciones con el demócrata Barack Obama, los dirigentes saudíes encontraron en el republicano un fiel aliado, que incluso no criticó a Riad por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018, en el que según la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. y una experta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estuvo implicado Bin Salman.

Fuente: Hispantv