Economía 05-11-2018

Rusia advierte que las sanciones de EEUU perjudicarán la economía estadounidense

EEUU introduce las sanciones para ahogar la competencia, sin embargo las restricciones al fin y al cabo se traducirán en daños para la economía estadounidense, afirmó el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, al conversar con los internautas en el marco de su visita a China.

Medvédev constató que últimamente se observan los pasos para "ahogar la competencia y poner bajo un control muy severo el sistema de intercambio libre de bienes y servicios".

"Es la política de varios países y el mayor de ellos es probablemente EEUU, que impone restricciones y aranceles contra China, contra la Unión Europea y también contra Rusia, pero estoy convencido de que al fin y al cabo también la economía de EEUU resultará perjudicada" por estas restricciones, dijo el jefe del Gobierno ruso.

Según Medvédev, "el proteccionismo es sin duda alguna un fenómeno negativo para la economía mundial".

"Es cierto que existió siempre, sin embargo, en los últimos años la mayoría de los países respetó las normas elaboradas por la Organización Mundial del Comercio", afirmó.

El primer ministro subrayó que Rusia considera que "la humanidad aún no ha creado" otro sistema que aventaje los mecanismos establecidos por la OMC.

Medvédev también declaró que Rusia y China parten de que las disputas internacionales deben resolverse en la ONU.

"Rusia, al igual que China, es un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y por tanto tenemos una misión especial al aprobar las decisiones que revisten importancia para toda la humanidad", enfatizó Medvédev al tiempo de señalar que tanto Moscú como Pekín "parten de que la ONU es la única plataforma integral para resolver diversos problemas y disputas internacionales".

El jefe del Gobierno ruso cuestionó a la vez la competencia de "las organizaciones virtuales inventadas" para tratar los asuntos de importancia.

Medvédev añadió que Rusia y China colaboran intensamente en el ámbito de seguridad y también frente a los nuevos retos como la ciberdelincuencia.

SPUTNIK