Política 22-07-2020

Rusia llevará ante ONU ataque de Policía de EEUU a sus periodistas

La defensora del pueblo ruso afirma que denunciará ante la agencia de DD.HH. de la ONU un ataque de la Policía de EE.UU. contra periodistas rusos.

“Es una situación completamente indignante. Estoy preparando un llamamiento al Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH)”, ha expresado este miércoles Tatyana Moskalkova.

La defensora del pueblo ruso, asimismo, ha llamado a expresar la indignación ante el uso de la violencia, completamente “inaceptable” para una o un grupo de personas que cumplen con su deber profesional, “especialmente en un campo tan complejo como la libertad de expresión”.

El martes, un corresponsal de la agencia rusa de noticias Sputnik informó que dos periodistas rusos, que cubrían las protestas en la ciudad de Portland, en el estado noroccidental de Oregón (EE.UU.) fueron golpeados por la Policía local. Ambos llevaban tarjetas de pase de prensa.

En este sentido, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha denunciado que Moscú considera inaceptables los ataques contra periodistas rusos que informaban sobre los disturbios civiles en la ciudad de Portland.

Asimismo, ha instado a las autoridades estadounidenses a salvaguardar una actitud adecuada hacia la prensa de acuerdo con las obligaciones internacionales sobre derechos humanos y libertad de los medios, “que la parte estadounidense ha aceptado voluntariamente”.

“A la luz de la situación dada, nos vemos obligados una vez más a apelar a las organizaciones internacionales encargadas de proteger los derechos y libertades de los periodistas”, ha subrayado Zajárova.

Esta no es la primera vez que la Policía estadounidense agrede a periodistas extranjeros. El secretario de la Unión de Periodistas de Rusia, Timur Shafir, ha cifrado en 500 los ataques por parte de los servicios de seguridad del país norteamericano a la prensa.

Tales sucesos han ocurrido durante las protestas antirracistas en Estados Unidos, que estallaron a finales de mayo tras el asesinato del afrodescendiente George Floyd a manos de un agente de policía blanco. Las manifestaciones siguen con un ritmo imparable en el país norteamericano, mientras las autoridades de la Casa Blanca han recurrido al uso de la fuerza para sofocarlas; lo que ha provocado críticas de diversas organizaciones de derechos civiles en el mundo.

Fuente: Hispantv