Economía 09-11-2018

Rusia pide usar euro en vez del dólar a sus clientes de petróleo

Las compañías energéticas rusas piden a sus clientes occidentales que usen el euro en lugar del dólar en el pago del crudo y el gas por las sanciones de EE.UU.

Las empresas rusas de energía están presionando a los compradores occidentales de petróleo para que usen euros en lugar de dólares para los pagos e introduzcan cláusulas de penalización en los contratos con el objetivo de que Rusia pueda contrarrestar las posibles futuras sanciones estadounidenses, según informa este viernes la agencia de noticias británica Reuters.

Siete fuentes de la industria energética rusa consultadas por este medio británico aseguran que las empresas petroleras occidentales se han visto obligadas en los últimos meses a renegociar los términos del contrato de ventas de petróleo de 2019 con el tercer y cuarto productor más grande de Rusia, Gazprom Neft y Surgutneftegaz.

El informe añade que en similares circunstancias se encuentran inmersos estos y otros clientes occidentales con el principal productor de petróleo estatal de Rusia, Rosneft.

A principios de esta semana, varias fuentes señalaron a Reuters que Rosneft quiere que los compradores occidentales de petróleo paguen multas a partir de 2019 si no pagan los suministros en el caso de que las nuevas sanciones de Estados Unidos interrumpan las ventas.

Ahora, las mismas fuentes reportaron a la agencia británica que Surgutneftegaz y Gazprom Neft siguen los mismos pasos de Rosneft y exigen a sus clientes que usen la divisa europea u otra moneda para reemplazar el dólar en los contratos.

“Es parte de la misma tendencia: la industria petrolera rusa está trabajando para mitigar nuevos riesgos de sanciones. Los compradores a su vez argumentan que no pueden asumir esos riesgos, por lo que estamos tratando de solventarlo mediante adquirir algún compromiso al respecto”, subrayó una fuente occidental involucrada en las negociaciones con las petroleras rusas a Reuters.

Las relaciones entre Moscú y Occidente, Washington en especial, empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la reincorporación de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96 por ciento de los votantes avaló esta opción.

Desde entonces, EE.UU., la Unión Europea (UE) y otros países aprobaron varios paquetes de sanciones contra el país euroasiático. Moscú, por su parte, ha señalado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania, y ha reafirmado que la reincorporación de Crimea se realizó respetando la legislación internacional y la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

HISPANTV