Mundo 06-03-2020

Rusia refuta las “infundadas” acusaciones del gobierno de Áñez

El Gobierno ruso lamenta “las declaraciones infundadas promovidas por el gobierno transitorio, a veces simplemente falsas, sobre cierta mafia rusa, injerencia rusa y presunta implicación rusa en procesos ilegítimos en Bolivia”, ha dicho la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajarova, citada este viernes por la agencia rusa Sputnik.

La funcionaria rusa ha asegurado que el gobierno de facto de Bolivia lanza las acusaciones contra el Estado ruso y sus ciudadanos sin presentar prueba alguna y tampoco ha solicitado ninguna aclaración al respecto.

Zajarova ha recordado que el gobierno de Jeanine Áñez, quien se autoproclamó “presidenta interina” de Bolivia, tiene “un mandato excepcionalmente limitado” y dedicado a realizar elecciones, cuyos resultados definirán al próximo gobernante legítimo.

Áñez instaló un gobierno de facto en Bolivia, tras la renuncia del presidente Evo Morales, el 10 de noviembre, en medio de una arremetida violenta contra sus seguidores, que exigían el reconocimiento del triunfo de Morales en las elecciones del 20 de octubre, mientras la derecha denunciaba el resultado electoral como fraudulento.

De acuerdo con Zajarova, ya se notan irregularidades en el proceso electoral en Bolivia, en cuanto al registro de los candidatos para los comicios generales, que se celebrarán el 3 de mayo.

El exmandatario, que tras el golpe de Estado se vio forzado al exilio, primero en México y luego en Argentina en calidad de refugiado, fue inscrito por su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), como candidato al Senado por el departamento de Cochabamba en las próximas elecciones generales.

Sin embargo, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), nombrado por el gobierno de Áñez, resolvió inhabilitar la candidatura de Morales al Senado en las elecciones de mayo, argumentando que el derrocado presidente no cumple con el requisito de la residencia permanente en el país.

HISPANTV