Política 04-03-2020

Salen a la luz nuevas evidencias sobre la compra de votos orquestado por Alvaro Uribe y Duque en Colombia

Una nueva página en los señalamientos de corrupción en la campaña presidencial que llevó a Iván Duque a la primera magistratura de Colombia en 2018, se abrió con los resultados de una investigación desarrollada por el periodista Gonzalo Guillén.

La información, publicada este martes en el medio La Nueva Prensa, da cuenta de que la autoridad fiscal tiene en su poder grabaciones de conversaciones telefónicas sostenidas por José Guillermo Hernández Aponte, conocido por “Ñeñe” con una persona no identificada.

Las escuchas fueron captadas en el marco de una investigación penal abierta contra Hernández Aponte por su supuesta participación en un asesinato en Barranquilla, estando fechadas en el año 2018, en plena carrera electoral de Duque.

Durante las conversaciones grabadas, Hernández Aponte se ubica a sí mismo en el centro de una actividad de compra de votos a favor del hoy presidente colombiano, para lo cual se habría contado con mil millones de pesos.

También se involucra al propio Duque y al expresidente Álvaro Uribe, mencionándolos como las personas que indicaron realizar dichas acciones.

José Guillermo Hernández Aponte, investigado por sus relaciones con el narcotráfico, fue asesinado en mayo de 2019 en Brasil, en circunstancias poco claras. En vida mantuvo vínculos tanto con Duque como con Uribe.

El actual mandatario invitó a Hernández Aponte a su toma de posesión el 7 de agosto de 2018, asignándole un lugar de mayor privilegio que los magistrados de las altas cortes. Por su parte, Uribe fue el primero en reaccionar en Twitter al conocerse su fallecimiento.

En días recientes trascendieron declaraciones de la excongresista colombiana Aída Merlano, relacionadas con actividades ilegales durante la campaña electoral de Duque que influyeron en su elección, lo que motivó la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía General.

ES.NEWS