Política 25-10-2018

Se agrava crisis interna en partido fujimorista opositor de Perú

La crisis por la que atraviesa el mayor partido opositor de Perú, Fuerza Popular (fujimorista, derecha), se agravó con el anuncio de su líder, Keiko Fujimori Higuchi, de la conformación de un Comité de Emergencia que buscará la reestructuración de la agrupación política.

"Dentro de la reestructuración general de nuestro partido, se ha nombrado un Comité de Emergencia que será encabezado por el congresista Miguel Ángel Torres, en su condición de subsecretario General de Fuerza Popular", comunicó Fujimori Higuchi en la red social Twitter.

Fujimori agregó que esta medida implica la desactivación del Comité Político, encargado de la dirección política, y del Comité Ejecutivo Nacional, encargado de articular las acciones del partido en todo el territorio.

Las funciones de los desarticulados comités estarán a cargo, desde este miércoles, del nuevo Comité de Emergencia.

Los miembros del Comité de Emergencia, que aún no han sido detallados por Fujimori, cumplirán las funciones de los renunciantes voceros de Fuerza Popular, las congresistas Úrsula Letona, Milagros Salazar y Alejandra Aramayo.

Keiko anunció el cambio de voceros el lunes, y trascendió que éstos serían reemplazados por personas menos "confrontacionales".

El escenario de crisis en Fuerza Popular lo configura el pedido de prisión preventiva de 36 meses contra su líder por el delito de lavado de activos, cuya audiencia se está llevando a cabo este miércoles.

Fujimori es investigada por la Fiscalía por presuntamente haber recibido dinero de Odebrecht para su campaña presidencial de 2011, lo que configuraría delito de lavado a consideración del fiscal que ve el caso, José Domingo Pérez.

Asimismo, el secretario general de Fuerza Popular, José Chlimper, presentó su renuncia en horas de la mañana.

Chlimper está comprometido, según Fiscalía, en el apercibimiento en 2011 de dinero ilícito para el partido fujimorista por parte de la constructora brasileña.

En día recientes, Fuerza Popular ha sufrido la "licencia temporal" del presidente del Congreso, Daniel Salaverry, como también la renuncia del parlamentario Francesco Petrozzi, que acusó a la agrupación de ser "sectaria".

Por otro lado, el congresista fujimorista Rolando Reátegui decidió ser testigo protegido de la Fiscalía en la investigación sobre lavado de activos, revelando información clave sobre la cúpula de Fuerza Popular.

El miércoles se llevaba a cabo la audiencia que podría llevar a Fujimori a prisión; y cuya finalización se prevé podría darse el jueves 25.

SPUTNIK